Urbanizaciones buscan blindarse contra COVID-19 (coronavirus)

0
53


La recomendación de informarse por canales oficiales y respetar las disposiciones del Gobierno para el control del coronavirus son parte de los pedidos que se hacen en urbanizaciones privadas mediante circulares, que además establecen medidas internas y ofrecen su colaboración para evitar la propagación, pues ya varias reportan tener habitantes en cuarentena, pero no positivos.

Hay coincidencias en el cierre de áreas comunes como gimnasios, piscinas, clubes sociales y canchas deportivas, según la información que han recibido en Villa Club, Volare, Bosques de Castilla, Plaza Madeira, Veranda, Toledo y otras. Pero también hay medidas puntuales. Por ejemplo, en Bosque de Castilla se les pide que se designe a un habitante por residencia para que salga a hacer compras si fuera necesario.

“En el caso de personal doméstico o choferes es recomendable que al llegar a sus viviendas se desinfecten, además de evitar el permanecer fuera de los departamentos”, anota uno de los puntos de una circular de Bosques de Castilla, donde también se pide que se reciban en el hall los pedidos a domicilio y que niños y adultos se mantengan en el hogar. Las fiestas y reuniones están restringidas.

En Veranda se les aconseja no tener reuniones de más de 30 personas en las viviendas y que si han llegado familiares del exterior cumplan con el aislamiento de catorce días dentro de la casa. En esta urbanización incluso se toma la temperatura a peatones.

A los residentes de esta última urbanización les llegó, a las 13:51 del martes 16 de marzo, un comunicado en el que les decían que el lugar estaba en cuarentena por orden del Ministerio de Salud Pública (MSP) por lo que estaba prohibido salir de las villas y del complejo.

Incluso la administración se comprometió a tramitar los certificados médicos para quienes lo requieran a través de un profesional del MSP, según indica el comunicado.

Moradores de Plaza Madeira comentan que a este sector privado ingresa en el día, cada dos horas, la policía, para verificar que residentes de cuatro viviendas que están en aislamiento por haber llegado del exterior no salgan. Ahí se suspendieron vacacionales y se cerraron áreas comunes, según una primera notificación. En otra se explicó: Respecto a las personas reportadas con cuarentena domiciliaria y que mantienen controles de la Policía Nacional, deberán cumplir con dicha acción y respetar la medida con actitud de colaboración…

Las áreas sociales de la urbanización Volare permanecen cerradas desde el pasado 14 de marzo. Foto: Katherine Mendoza

En Volare se suspendió el alquiler de instalaciones del club social y el uso de canchas deportivas, piscina, gimnasio y hasta del parque infantil.

Los cursos vacacionales también se postergaron en las urbanizaciones de la vía a Samborondón, La Aurora y vía a la costa, mientras el Gobierno mantenga las medidas por la emergencia sanitaria decretada hace una semana luego de que el coronavirus fue declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El COVID-19 ha matado a más de 7000 personas en 145 países.

Informar a la administración si hay personas en cuarentena

Las administraciones de las urbanizaciones cerradas piden informar de personas en cuarentena o casos positivos. También, se instruye a los residentes y personal de servicio a que traten de no estornudar o toser dentro de los ascensores. Es una de las recomendaciones que se da en un condominio. (I)