Coronavirus en Guayaquil: emergencia sanitaria

0
112



Doce y treinta. Un hombre suelta un tosido al aire a lado de más de cincuenta personas, que ayer hicieron fila para entrar a una entidad financiera situada en un centro comercial del sur de Guayaquil. Una mujer le retuerce la mirada para rechazar el acto y se acomoda su mascarilla. Sin embargo, ambos son parte de un incumplimiento que el Gobierno nacional dispuso para frenar el contagio de coronavirus en el país: no aglomeraciones de más de 30 personas.

¿Por qué hace fila con tantas personas si eso está prohibido?, cuestiona este Diario a una de las personas del grupo. “Hay necesidades que cumplir, niña”, responde enojado sin detallar su nombre. Llegó acompañado con dos miembros de su familia, pese a que la recomendación es que un solo miembro familiar asista a estos espacios.

Yo traté de evitar toda esta acumulación. Hice una transferencia para pagar mi tarjeta, pero no me la aceptaron y tuve que venir a verificar. Muchos no saben manejar el internet y la única manera es venir hasta acá”, explica la usuaria Miriam Villegas. No es el único trámite que Villegas tendrá que hacer en el día y que la expondrá al contagio, lamenta. 

“Mi mamá está en el hospital. Se prohíben las visitas y todo, pero tengo que ir a las 13:00 a ver el informe médico. ¿No es un riesgo hacer que vayamos al hospital donde hay contagiados? ¿Por qué no me dan el resumen del informe por teléfono? No soy solo yo, sino muchas otras personas”, explica.

En el Mercado Central, uno de los mercados más importantes de la ciudad, este Diario también observó amontonamientos de personas en el área de abastos, verduras y frutas. Las personas, como se observa en la gráfica, no acudieron solos, sino en familia. En contra también de la recomendación de la autoridad sanitaria.

Otro incumplimiento que se registró en la ciudad fue el de los locales comerciales, que incumplieron con las medidas establecidas en los últimos días para evitar las aglomeraciones de personas y posible contagio. Según datos del Municipio de Guayaquil, 20 establecimientos fueron clausurados en los alrededores del centro comercial Albán Borja y en los alrededores del Cementerio Patrimonial.

En urbanizaciones de La Puntilla en Samborondón, así como en las de vía a la costa y el norte de Guayaquil como Villa España, el temor al contagio llevó a sus residentes a entrar en cuarentena. “Me parece una buena medida del ministerio que la ciudadela entre en cuarentena para prevenir la propagación del virus”, señaló a EXPRESO un residente de Villa España, quien pidió la reserva de su nombre.

En tanto, en el aeropuerto de Guayaquil José Joaquín de Olmedo, la preocupación de ciudadanos extranjeros por no poder salir de Ecuador provocó malestar en el área de arribos internacionales. Las chilenas Camila Sanz y Valentina Recondo esperaron varias horas sentadas sobre una vereda del aeropuerto hasta que sus compañeros arreglen un boleto de regreso a su país con la agencia. El trámite electrónico les resultó infructífero. 

“Nos dijeron que el vuelo más cercano es dentro de dos semanas. Y ya no tenemos dinero. Nuestra embajada nos dio $ 200 a cada uno hasta ver cómo regresamos, pero no estoy segura de que nos alcance”, precisó Sanz.

Algo similar le sucedió a Galo Fernández. Él llegó junto a su esposa e hijos a pasar sus vacaciones en Ecuador, pero hasta las 13:00 de este miércoles 17 de marzo, no le fue posible salir de su país. 

“Llevo tres días en este trámite. Primero, lo hice por internet para evitar salir, pero no funcionó. Acudí a Mall del Sol a la agencia, pero tampoco. Ahora estoy tratando de que lo arreglen la aerolínea. Yo tengo dos hijas que son menores de edad en Estados Unidos y necesito salir. Nos han dado muy poca información”, aseguró.

Entre otras medidas de salud en Guayaquil, al ser una de las ciudades con el mayor número de contagios a nivel nacional, se acordó la adecuación de la antigua Maternidad Enrique Sotomayor como centro de aislamiento total para pacientes confirmados con coronavirus.