Caso vuelo Iberia: Viteri puede ser procesada legalmente por desobediencia

0
257



La tarde de este 18 de marzo, cuando un avión de la aerolínea Iberia, que llegaba a Guayaquil, supuestamente vacío, para recoger a extranjeros, pretendía aterrizar en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo, camionetas de la Autoridad de Tránsito Municipal y del Municipio de Guayaquil impidieron la operación.

Esta decisión podría traer cola legal para la alcaldesa Cynthia Viteri, quien no tiene competencia y desobedeció una disposición estatal en medio de un Estado de Emergencia, en donde el Comité de Operaciones de Emergencias (COE) nacional es el único ente que marca la agenda de las acciones, indican sobre las acciones de la alcaldesa expertos consultados por EXPRESO. De hecho, la Fiscalía ya inició una investigación.

La alcaldesa obró mal, comenta al respecto el experto en Derecho Constitucional, Xavier Flores. “La Ley de Seguridad Nacional no le permitiría a un sobierno seccional hacer lo que hizo”, determina. “Y esto es curioso, observa, dado que fue el mismo Partido Social Cristiano el que, con el argumento de la seguridad nacional, sacó a un alcalde en 1985…”.

Flores explica que esta tarde se usaron recursos públicos para impedir un acto humanitario. “Cynthia Viteri debe ser procesada penalmente por el Estado, el Estado de Emergencia la somete a directrices, a respetar un marco jerárquico, y esto podrá leerse como desobediencia”, indica.

Ecuador atraviesa, lee el experto, una de las circunstancias más graves de su historia, desde la crisis bancaria, por eso cree que Viteri actuó de forma irresponsable.

Más temprano, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas recordó que es el ente rector del transporte multimodal del país, y que estos aterrizajes se pretendían ejecutar acogiendo las resoluciones emitidas por el COE nacional. Así, se permitiría la salida de vuelos internacionales con pasajeros extranjeros.

Por eso, “las acciones desarrolladas por la Alcaldía dificultaron la actividad aérea planificada dentro de la emergencia sanitaria”, indicó esa cartera de Estado en un comunicado.

Responsabilizamos al organismo municipal por la falta de vuelos de emergencia y de los autorizados con anterioridad, para llevar pasajeros extranjeros a sus destinos. Además, rechazamos cualquier intento de violencia en las pistas aéreas

Ministerio de Transporte Y Obras Públicas

El argumento

En una rueda de prensa virtual, Viteri fue tajante y contestó al comunicado de Transporte, en vivo: El gerente de Iberia venía de Madrid con once tripulantes que se iban a quedar en un hotel hasta poder despejar el viernes de esta semana.

“¿Cómo es posible que iban a permitir que aterrice este avión para quedarse en la ciudad con mayor casos?. Sí, asumo la responsabilidad de haber mandado los vehículos del Municipio a impedir que el avión de Iberia aterrice aquí”, dijo la alcaldesa. Volvió a hablar con las autoridades, porque se esperaba otro avión. Esta vez de la aerolínea KLM. Tampoco aterrizó.

Minutos más tarde, la Aviación Ecuador publicó en su cuenta de Twitter un video de la llegada del vuelo KLM, donde se observa que el vuelo llegó a la ciudad vacío. En el filme se puede observar las cabinas de la aeronave, el área VIP y la zona de turistas, sin ningún pasajero a bordo, más que los tripulantes.

La lectura desde el aire

El máster en Gestión y Dirección Aeroportuaria y Aeronáutica Nicolás Larenas solo tiene un antecedente de este tipo de bloqueo de una autopista aérea en toda su trayectoria: la ocasión en que se derrocó al gobierno de Lucio Gutiérrez.

El actuar del Municipio es totalmente arbitrario, incorrecto y demuestra un desconocimiento total de cómo funciona la aviación

Nicolás Larenas, máster en Dirección Aeroportuaria.

La alcaldesa debería conocer que pasajeros, no pasajeros y tripulantes llegan al país cumpliendo un protocolo. Existe un manifiesto que tiene la autoridad competente para conocer los detalles del arribo. Eso le compete, únicamente, a la Dirección de Aviación Civil, sostiene Larenas.

Considera, además, que los argumentos de la alcaldesa son inaceptables, puesto que, de ser el caso de que se debía quedar una semana la tripulación, o así hayan sido dos días o dos horas, no se movilizarían en bus público y, por la emergencia sanitaria, se coordinarían los parámetros necesarios de seguridad. Debió llamar a preguntar, al menos, dice.

Esto podría traer repercusiones al país. Iberia o KLM no tienen seguridad jurídica para aterrizar en este territorio y podrían no regresar con sus vuelos a ecuador. Sin mencionar que Ecuador podría perder su categoría 1 en seguridad aérea, observa el experto.

Los vuelos que no aterrizaron fueron a Quito. Esa es la diferencia, a cambio de Guayaquil, en la capital sí se conocen cuáles son los protocolos, dice el experto.

La diplomacia

Juan Carlos Faidutti, catedrático de Derecho Aeronáutico en el Instituto de Diplomacia y doctor en jurisprudencia le recuerda a la alcaldesa, en este contexto, que ninguna autoridad de carácter seccional puede irse contra las normas de la aviación. 

Esto puede acarrear reclamos de parte de los países cuyos ciudadanos no se les ha pedido regresar. “Pueden reclamar diplomáticamente y exigir que los ciudadanos regresen a sus países”.

En un reporte oficial, al que tuvo acceso EXPRESO, Iberia comunicó:

“La situación actual es que los permisos de vuelo han cambiado y 𝐥𝐚𝐬 𝐚𝐮𝐭𝐨𝐫𝐢𝐝𝐚𝐝𝐞𝐬 𝐬𝐚𝐧𝐢𝐭𝐚𝐫𝐢𝐚𝐬 𝐝𝐞 𝐄𝐜𝐮𝐚𝐝𝐨𝐫 𝐧𝐨 𝐧𝐨𝐬 𝐩𝐞𝐫𝐦𝐢𝐭𝐞𝐧 𝐥𝐥𝐞𝐯𝐚𝐫 𝐚𝐯𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐝𝐞𝐬𝐝𝐞 𝐄𝐬𝐩𝐚ñ𝐚, con pasajeros de ninguna nacionalidad. Tenemos programados 2 vuelos a Quito, el 18 y 21 de marzo, y a Guayaquil, el 20 de marzo, que irán vacíos y únicamente traerán pasajeros desde allí a Madrid. Esta es la disposición de las máximas autoridades del país y las está acatando la aerolínea”.