Declaratoria de periodo electoral causó división entre los consejeros

0
26



Quito –

Por un año, nueve meses y quince días, “ninguna autoridad extraña” podrá interferir en la Función Electoral hasta que culmine el tratamiento de los últimos recursos contenciosos, relacionados con las elecciones presidenciales de febrero del 2021.

Según el calendario electoral, esa etapa concluye el 31 de diciembre de 2021.

El jueves último, con el voto de tres vocales del Consejo Nacional Electoral (CNE), se aprobó el calendario electoral y la declaratoria del inicio del periodo y proceso electoral, para organizar las elecciones presidenciales y legislativas del 7 de febrero de 2021.

El vicepresidente Enrique Pita y Luis Verdesoto se opusieron porque consideraron que no se aclaró la diferencia entre ‘periodo’ y ‘proceso’.

Pita insistió ayer en que hay una intención con la “ilegal resolución”: “¡Convertirse en la máxima autoridad en época electoral e intentar evadir responsabilidades ante los organismos de control!”.

La presidenta Diana Atamaint indicó que el objetivo es “trabajar en la organización de las elecciones, lo que genera la obligatoriedad de las instituciones de colaborar en la preparación de las elecciones”.

De acuerdo con los artículos 16 y 17 del Código de la Democracia, “ninguna autoridad extraña podrá intervenir directa o indirectamente en el desarrollo de los procesos ni en el funcionamiento de sus órganos”.

Ningún consejero o juez del Tribunal Contencioso Electoral (TCE), salvo delito flagrante, podrán ser impedidos de estar en su función.

La declaratoria de periodo electoral se tomó sobre la base de la disposición general octava del Código; y en medio de un examen especial (borrador) de la Contraloría del Estado que señala dejar sin efecto la inscripción de los movimientos nacionales Podemos, Fuerza Compromiso Social (afin al correísmo), Libertad es Pueblo y Justicia Social. (I)