Reinversión de utilidades de la banca privada ya va a créditos

0
50


Quito –

Las propuestas que salieron de un diálogo que llevó adelante el ministro de Finanzas, Richard Martínez, y representantes de varias bancadas de la Asamblea el pasado miércoles, en el sentido de que se le pida a la banca que reinvierta utilidades en créditos o que baje tasas de interés, no serían técnicas ni acertadas. Así opinan analistas.

Estas propuestas fueron mencionadas como parte de acuerdos entre el Legislativo y el Ejecutivo para encontrar salidas a la crisis económica.

Así se anunció que habría una reunión tripartita entre Ejecutivo, Asamblea y sistema financiero que no se concretó. Actualmente, Julio José Prado, presidente de la Asociación de Bancos Privados (Asobanca), está fuera del país.

César Robalino, expresidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (APBE), dijo que posiblemente por desconocimiento se han hecho estas propuestas.

Pero explicó que las utilidades de los bancos de manera general van a la capitalización de los mismos, y esta sirve para expandir el crédito.

En todo caso, consideró que la banca no se va a oponer a una conversación, pero adelantó que se deberían buscar consensos y en ningún caso emitir leyes para direccionar el crédito. Para Robalino, el diálogo debería ser técnico y no político.

Entre tanto, Jaime Carrera, vocero del Observatorio de la Política Fiscal, dijo que esas propuestas son inadecuadas. Opinó que en situaciones de debilidad económica y crisis hay que tener cuidado en lo que se propone, y en no debilitar al sistema financiero que debe cuidar los ahorros de la gente.

El experto explicó que si bien la banca ha tenido utilidades, no son extraordinarias comparadas con el patrimonio. Por ello la rentabilidad está en el orden del 13 %.

Según las cifras de Asobanca, los últimos diez años (2010-2019), las utilidades de la banca fueron $3631 millones, de las cuales alrededor del 65% fueron capitalizadas para entregar créditos a los clientes. En el mismo periodo, la banca aportó con $3286 millones por concepto de impuestos, aportes y contribuciones al Estado.

Para Asobanca la rentabilidad del 13%, refleja el esfuerzo de la banca por aumentar el volumen de crédito, en un entorno complejo”.

Asobanca informó que cuando existe utilidad hay expansión del crédito, pero cuando esta cae, más bien existe una reducción del volumen crediticio.

Por ejemplo, en 2015 la rentabilidad fue del 6 % y hubo una reducción respecto al volumen de utilidades de 2014. Dado que la utilidad fue más baja y no se pudo reinvertir, se generó una contracción del crédito. (I)