Empresarios, analistas y sectores sociales opinan a favor y en contra de las medidas económicas anunciadas por Lenín Moreno

0
150



Desde el sector empresarial y las organizaciones sociales hay opiniones divididas sobre las medidas económicas que el pasado martes anunció el presidente de la República, Lenín Moreno, para enfrentar la crisis generada a nivel mundial por la pandemia del coronavirus.

Por ejemplo, empresarios señalan que Moreno perdió la oportunidad de sincerar la economía y eliminar o focalizar el subsidio a los combustibles. Señalan, además, que la reducción del aparato estata es positivo, pero que llegó tarde.

En cambio, organizaciones sociales como el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) anunciaron que saldrán a las calles a manifestar en caso de que el Gobierno tome decisiones sobre el subsidio a los combustibles. “El momento que el Gobierno viole o quite los subsidios, o la flexibilización laboral, iremos a las acciones inmediatas. No descartamos nada”, dijo Mesías Tatamuez, presidente de la organización.

Mientras que en la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) no habría consensos sobre una posición frente a las medidas económicas. Una de sus filiales, la Confederación de Nacionalidades de la Costa Ecuatoriana (Conaice) no respalda a Jaime Vargas, presidente de la Conaie.

Reacciones:

Pablo Arosemena, Cámara de Comercio de Guayaquil

‘Despilfarran la oportunidad de sincerar la economía del país’

El presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, Pablo Arosemena, es crítico con las medidas económicas anunciadas por el Gobierno. Dijo que perdieron una oportunidad de poder sincerar la economía del país y focalizar los subsidios.

“Se despilfarran escasas oportunidades de sincerar la economía. Se desaprovecha el momento para transformar la crisis en oportunidad: focalizar subsidios”, analizó.

Sin embargo, Arosemena indicó que el recorte de $1400 millones en el gasto público sería positivo, aunque tres años tarde y espera que “ojalá se cumpla”, pues recordó que en 2018 se anunciaron recortes de gasto por $1060 millones, lo que no sucedió y más bien aumentaron los egresos.

Sobre la medida que afecta a las empresas, subir 0,75 % en retenciones a la fuente del impuesto a la renta, dijo que “saca liquidez del sector productivo hacia el público”.

Eduardo Egas, presidente ejecutivo de Corpei

‘Las medidas anunciadas no le agregan valor a la economía’

Insuficientes y carentes de valor para la economía del país. Así calificó Eduardo Egas, presidente ejecutivo de la Corporación de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Corpei), al recorte presupuestario y otras medidas anunciadas por el Gobierno.

Señala que lo que hacen “más bien es un traspaso de un bolsillo a otro”.

Para el ejecutivo no se puede continuar con soluciones de “muy corto plazo” y cree que es importante acelerar y transparentar diálogo público-privado para definir cambios estructurales.

“Debemos buscar mecanismos urgentes para agregar valor a nuestra economía y no perder tiempo en cosas que más bien destruyen valor. El sector exportador continuará esperando”, expresó Egas.

Y lamenta que la actividad productiva y exportadora del país se desenvuelva “en franca incertidumbre”.

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito

‘Hay que hacer una reestructuración del Estado, ver qué empresas públicas hay que cerrar’

Bajar el tamaño del Estado, focalizar los subsidios, llegar a reformas laborales y tributarias a través de consensos, es la receta que Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), debió aplicar el gobierno para no llegar al punto actual de crisis de ingresos por los precios del petróleo y otros factores.

Esto, en referencia a las medidas anunciadas por el presidente Lenín Moreno, que a criterio de Alarcón están bien, pero no son sostenibles.

“Está bien, hasta cierto punto, que se anuncia que van a bajar el gasto, hay que hacer una reestructuración del Estado, hay que ver qué empresas públicas hay que cerrar, hay que ver que instituciones públicas sirven y no sirven; y el aporte de bajar la masa salarial es bueno, pero no es sostenible”, analizó Alarcón, quien asegura que el problema del Ecuador pasa por la coyuntura: la baja del precio del petróleo y el estancamiento de la economía generado por el coronavirus.

“Antes que baje el precio del petróleo el FMI ya había cambiado la fecha del desembolso, ya el Ministerio de Finanzas acudió a la caja de todas la empresas públicas, el problema del Ecuador es estructural, es que la economía tal como se viene manejando no va a sostener en general el gasto”, manifestó el dirigente, quien rechazó aplicar nuevos impuestos a los vehículos y más retenciones a las empresas.

Jorge Calderón, analista económico

‘La focalización o eliminación de subsidios era razonable’

Para el analista económico Jorge Calderón, las medidas planteadas por el Gobierno pueden ser un paliativo, pero no solucionarán el problema de fondo. “Las necesidades adicionales de recursos se ubican en $300 millones mensuales solo por la caída del precio del petróleo (asumiendo que se mantenga esta situación a lo largo del año), esto aparte de lo que se necesitaba para cada mes (recordemos que hay un presupuesto del 2020 aprobado con un déficit de $6600 millones)”, sostuvo.

Añadió que el efecto de las medidas se reflejarían en unos 3 meses, periodo en el que la economía seguirá en compás de espera.

Sin embargo, analizó que la focalización o eliminación de subsidios era razonable de aplicar. “Urgen reformas de fondo, esperemos que puedan darse, la economía ecuatoriana no soportará más golpes”, manifestó.

Alberto Acosta, editor de Análisis Semanal

‘Las medidas van por la línea correcta, son muy ambiciosas’

Que las medidas anunciadas por el Gobierno la noche del martes pasado se hayan concentrado en la reducción del gasto público es una buena señal, opina Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, quien se refiere a esta singularidad como el “corazón” del plan adoptado.

Sin embargo, cree que reducir ese gasto en $1800 millones es una meta muy ambiciosa, tomando en cuenta los objetivos previamente planteados cuando el recorte acordado con el Fondo Monetario Internacional para el 2020 era de tan solo $200 millones.

“Por primera vez la prioridad no es seguir sacando más plata a los ciudadanos”, subrayó Acosta, quien calificó como “medidas totalmente discretas” el impuesto del 5 % del avalúo para los vehículos de más de $20 000, que aún tiene que llegar a la Asamblea Nacional y que cree que no pasará en el pleno.

Dax Chica, analista económico

‘No se han recibido mensajes claros para los agentes económicos’

El recorte presupuestario de $ 1 400 millones es una decisión que el Ejecutivo debió tomar desde el inicio del gobierno, manifiesta el analista económico Dax Chica, quien añade que el alza del riesgo país, el precio de los bonos y los saldos de reservas son consecuencia de la falta de liquidez y la contracción económica.

En general, analiza Chica, no se han recibido mensajes claros para los agentes económicos, ni medidas que muestren una verdadera preocupación por los productores y la ciudadanía.

Chica sugiere considerar algunas alternativas como la concesión del no pago de los vencimientos de créditos productivos por el plazo de 6 meses, el diferimiento o revisión del pago de impuesto a la renta para las empresas en las industrias de producción y servicios de exportación, la revisión temporal de las tasas portuarias y aeroportuarias para transporte de productos de exportación, la posición agresiva del crédito hipotecario en todos los segmentos para familias con ingresos hasta 200 Salarios Básicos Unificados anuales.

Además, la creación de un crédito fiscal por un porcentaje de la inversión en equipos (autos, camiones, buses) de tecnología eléctrica. Así mismo impulsar la unificación de términos de intercambio comercial y eliminación de procedimientos aduaneros entre los países de la CAN y hacía los países de destino de productos de exportación y fabricación nacional. (I)