Coronavirus y lactancia: lo que debes saber

0
99



El diagnóstico a comienzos de febrero de dos bebés contagiados, uno de ellos con solo 30 horas de nacido, de parte de sus madres enfermas de coronavirus, abrió el debate científico de si es posible que una mamá contamine a un ser que aún está en su vientre. Y es que aún no se ha comprobado si otros factores pueden haber incidido como la manipulación de parte de los trabajadores de salud que las atendieron, la tos de las madres amamantándolos o el momento del parto. Al respecto, médicos del Hospital de Niños de Wuhan aún siguen investigando si las mujeres embarazadas infectadas con el nuevo coronavirus pueden transmitirlo a sus hijos antes de que nazcan.

¿Amamantarlos es seguro?

Pero, ¿qué tan peligroso es que una madre contagiada del Covid-19 amamante a su hijo? El Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos recuerda que solo en raras excepciones puede ser contraproducente amamantar o darle leche materna al bebé, previamente extraída, y que en todo caso, esa es una decisión muy personal de la madre.

Más allá de la lactancia, a los científicos lo que sí les preocupa son otras posibles vías de contagio como las gotitas que se diseminan por el aire tanto al toser o estornudar, provenientes de las mamás portadoras de coronavirus debido al cercano contacto entre ambos, señala CNN.

Ante esta situación que es motivo de preocupación mundial, vale tomar en cuenta las recomendaciones que hacen los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos a las madres contagiadas, a sus familiares y centros de salud donde estén siendo atendidas.

Debido a que la posibilidad de transmisión a través de la leche materna no ha sido descartada, se desaconseja la lactancia materna

    • Mantener a madre e hijo en cuartos separados de forma temporal.
  • Alimentar al bebé con la leche materna previamente extraída
  •  Cada madre debe tener su propio extractor de leche y jamás compartirlo.
  • Lavarse la mano después de extraer la leche y al terminar lavar y desinfectar el extractor de leche.
  •  Una persona saludable debe ser quien le administre la leche al bebé. Si la madre es quien desea hacerlo debe lavarse muy bien las manos y usar mascarillas.