CJ destituyó a Fernando Yávar por ‘negligencia’

0
141



El pleno del Consejo de la Judicatura (CJ), con tres votos a favor y dos en contra, destituyó el 5 de marzo al fiscal Fernando Yávar Núñez, encargado de la Fiscalía de Soluciones Rápidas 6 de Guayaquil, por supuestamente no haber cumplido con el debido proceso y por “negligencia”, al solicitar el archivo de una investigación previa en un caso de falsificación de firma.

A Yávar se le inició un sumario disciplinario el 27 de mayo del año pasado, diez días después de que pidiera el archivo de la causa. En la resolución del CJ se argumenta que el fiscal encargado dictó el archivo, pese a que estaban pendientes el despacho de una pericia documentológica (de las firmas), versiones y oficios de entidades, diligencias dispuestas por el fiscal titular, Roque Macías.

Por esta suspensión de diligencias, Janeth Arias, directora de Gestión Procesal de la Fiscalía General del Estado, señaló –en el informe de seguimiento y control jurídico– que la actuación de Yávar no había sido la adecuada.

En el expediente se indica que la “negligencia recae en reprochable”, pues la falta de una debida investigación podría conllevar a una posible impunidad.

Yávar, en la resolución del caso, refirió: “El denunciante aspira a una tercera y nueva pericia en Quito, lo que no estamos de acuerdo, pues aceptar semejante desorden de petición es desconsiderar lo practicado en Guayaquil, pues en el hecho no consentido de que la nueva conclusión pericial le dé la razón, tendrían que volver a realizar otra pericia, por simple lógica, debido a que la otra parte no estaría de acuerdo y así no terminaríamos nunca…”.

Yávar acusó de supuesto tráfico de influencias a la abogada Natalia Vargas, responsable de la sustanciación del expediente disciplinario, por la supuesta agilidad para resolver el inicio del sumario en su contra y porque, según afirmó, dos abogados fueron a su vivienda para pedirle a nombre de Vargas que ayude al denunciante. Los dos juristas lo negaron, pero aceptaron que sí fueron a su casa con un tercer abogado, quien declaró que él escuchó el supuesto pedido a nombre de una abogada con diferente nombre, pero con los mismos apellidos que Vargas.

Este Diario se intentó comunicar con el fiscal por correo electrónico y vía telefónica, pero no hubo respuesta. Su hijo, Fernando Yávar Umpiérrez, indicó: “Él (su padre) no contesta preguntas de la prensa”. (I)