El Mushuc Runa rescata la identidad del pueblo Chibuleo

0
91


Alrededor de 10 años le tomó al club Mushuc Runa reunir todo lo que necesitaba para poder establecer su complejo cultural y deportivo en Santa Lucía, Tisaleo.


luis chango mushuc runa

Dirigente de Mushuc Runa, molesto por pedido económico de jugadores

Leer más

El proyecto nació con la idea de rescatar la identidad cultural y las raíces del pueblo Chibuleo. Abrió sus puertas en 2017 y con menos de tres años de funcionamiento ha logrado su objetivo de ser uno de los referentes turísticos de la zona, poniendo de manifiesto la importancia de rescatar los saberes y costumbres de los pueblos autóctonos.

Karina Chango, coordinadora de Responsabilidad Social de Mushuc Runa, asegura que la idea es rescatar y difundir los conocimientos de la cultura y creencias ancestrales de los pueblos antiguos.

“En este lugar la gente puede ponerse en contacto con la naturaleza, entender lo importante que es cuidarla y mantenerla, no solo por lo que ella representa dentro del ciclo de la vida, sino para la existencia en sí de los seres humanos”, comenta Chango.

Entre las tradiciones que se quiere compartir con los turistas están las festividades tradicionales como el Inti Raymi (Fiesta del Sol), que es una celebración ancestral.


thumbnail_DSC_0062

Chango advierte en la presentación

Leer más

El complejo cuenta con un museo en donde se exhiben accesorios antiguos como vestimentas tradicionales y vasijas de barro, y muestras de cómo eran las viviendas antiguas de paja y lodo.

Chango añadió que se promueve un turismo sostenible, con paneles solares en el sector, huertos y criaderos de animales para el abastecimiento del restaurante. En los paseos al aire libre los visitantes pueden disfrutar de cultivos ancestrales, huertos frutales, granja agroturística, caballeriza, cabalgatas y plaza de toros.

El lugar cuenta con una amplia exhibición de palomas de diversas especies, que son del agrado de quienes llegan al lugar. También hay patos, avestruces, pero sin duda alguna son los cisnes los que se llevan la admiración de quienes recorren el lugar.

En este sitio también se puede interactuar con una variedad de caballos: se les puede dar de comer, acariciarles y tomarles fotos, lo que no molesta a los animales, siempre y cuando se sientan cómodos.

Otra atracción es el ganado vacuno que muestra lo mejor de la producción nacional y especies importadas. El complejo sigue adecuando espacios para tener cada vez más atractivos.

“Yo pensaba que aquí solo entrenaba el equipo y por eso no estaba muy animada a venir, pero me he llevado una grata sorpresa y ahora puedo recomendar este lugar a todos quienes quieran pasar un momento agradable”, dijo Gustavo Jurado, quien visitaba el lugar junto a la familia de su novia.

Algo muy importante para Raúl Santamaría es que en el lugar hay personas que explican el funcionamiento del complejo, así como entablan conversaciones con los visitantes y les explican de cómo es el cuidado de los animales, de los huertos, de cómo se busca rescatar los saberes ancestrales mediante este espacio en el que se puede estar en contacto directo con la naturaleza.

Los lugares abiertos a los turistas.– A Rosario Sánchez, fotógrafa aficionada, el complejo le brindó paisajes y detalles para hacerle buenas fotografías a su madre y hermana, que llegaron desde Italia de vacaciones.

Mientras tanto, Gabriel, de ocho años, quedó encantado con el cisne blanco del lugar y le pidió a su mamá, Ana Guevara, que le relate el cuento del ‘Patito feo’. Luego, el pequeño y sus primos corrieron hacia la caballeriza, donde tuvieron la oportunidad de dar un paseo a caballo. “Es bueno ver que los niños tienen las seguridades necesarias para montar, porque hay un guía que los cuida durante el recorrido”, dijo progenitora. Todos los visitantes se van con la satisfacción de haber tenido una experiencia inolvidable.