Día Internacional de la Mujer, libertad y bicentenario

0
68


El bicentenario no puede excluir a las mujeres. Siempre han sido partícipes combatientes por la emancipación. Como actoras y sujetos políticos están presente en las luchas sociales. Esto dice la memoria histórica. No cabe rememorar dos siglos del octubre revolucionario sin valorar su accionar por libertad, independencia y autonomía. Algunas fueron grandes patriotas.

Es reconocida la acción de las Manuelas en la independencia del país. En el octubre insurgente se destacan sus nombres. Lo señala la obra publicada por Jenny Estrada, Guayaquileñas en la historia, siglos XVI al XXI (2019). Ella destaca a Manuela y Ana Garaicoa, Baltasara Calderón y Garaicoa, María Aguirre, la teniente Antonia, Ramona Castillo, Carmen Franco, Petra Guiraldes, Simona Mora, Isabel Morlás, María Rosa Silva Icaza, Rosa Campusano, Mercedes Decimavilla y Cossío, etc. Obra importante esta para conocer que la mujer fue activa en las luchas libertarias del Guayaquil revolucionario de 1820.

Pero poco hicieron las instancias políticas, orgánicas e institucionales para reconocer su rol e importancia. Siguieron luchando por el reconocimiento de sus derechos y por avanzar en la conquista de libertad y autonomía. Se enfrentaron con la sociedad patriarcal, prejuicios machistas y la política silenciosa de exclusión.

Las patriotas del octubre revolucionario enseñaron que la acción política de las mujeres por su libertad, de Guayaquil y la sociedad debía seguir. Respondieron a la “Aurora gloriosa que anuncia libertad”. Por eso la memoria histórica si es auténtica debe reconocer el rol histórico de ellas en las luchas sociopolíticas de Guayaquil. Estuvieron contra la tiranía de Flores (1845), las pretensiones dictatoriales de García Moreno (1860-1875), la corrupción de Veintimilla (1878-1883); en la transformación liberal (1895), las movilizaciones de noviembre de 1922, activas en la Revolución de mayo (1944), lucharon contra las dictaduras militares (1963-1965 y 1972-1979). Pero no cesaron en su lucha. Correa las ofendió, persiguió y apresó, pero no claudicaron, etc. Esto dice que mujer, libertad y política son una trilogía humana que transforma la sociedad, el país y el mundo. Hoy que es su día universal reconozcamos esto.