Cronología de las criptomonedas en Venezuela: Desde Bitcoin hasta el Petro

0
98


El uso y adopción de las criptomonedas en Venezuela y en especial de Bitcoin, ha sido de larga data, para sorpresa de muchos. Ya desde el año 2012 se daban clandestinamente los primeros pasos con BTC en muchos foros y grupos de las redes sociales más utilizadas en ése entonces, por parte de grupos pequeños de jóvenes visionarios adeptos a las nuevas tecnologías.

Algunos de los más destacados en la comunidad cripto en el país latino actualmente, dieron sus primeros pasos puertas adentro con iniciativas que buscaban fomentar el uso, adopción y crecimiento de los seguidores de la filosofía libertaria impuesta por Nakamoto en su trillado whitepaper.

Las causas principales de la adopción temprana de las criptomonedas en la nación petrolera han sido diversas, pero fundamentalmente se han enfocado al resguardo de la inflación que ha sufrido el país desde el férreo control cambiario impuesto por el gobierno de los primeros años del siglo XXI.

Todo empezó en redes sociales

Al igual que la adopción de Bitcoin a nivel global, en Venezuela el conocimiento del mismo comenzó en el mismo lugar donde todo se dio a conocer: en forums de Bitcointalk.

Si bien no hay una fecha exacta ni mucho menos de quién empezó a ser el primer evangelista en el país sudamericano de la existencia de las criptomonedas, ya en agosto del 2011 un pequeño minero en el foro colgaba una inquietud sobre la posible pérdida de BTC en el entonces intercambio de criptomonedas DeepBit.


 

Además en septiembre 2011 un usuario daba luces sobre el conocimiento y adopción de Bitcoin por venezolanos dentro de sus fronteras, a través de emprendimientos como una sala de póker online con BTC llamada bitworldpoker.com.

Cómo se puede apreciar en el post anterior, Venezuela sufría de tiempos de control cambiario donde el intercambio de divisas era de forma restringida y existía una mercado paralelo desorganizado que se escondía en rede sociales y que veían en Bitcoin la posibilidad de saltar esos carencias. 

Así de a poco se fue dando origen a grupos privados en redes como Facebook que permitían el primer intercambio de criptomonedas por bolívares y dólares, básicamente impulsado por los pequeños mineros que fueron apareciendo clandestinamente en estas redes.

Los más célebres en ése entonces vieron su origen en Facebook, con Bitcoin Venezuela tanto enla red de Zuckerberg como en Twitter, hoy uno de los más prestigiosos y representativos de la escena en la actualidad, con Randy Brito como uno de sus máximos exponentes.

Es importante mencionar que el grupo vio sus inicios en el año 2012 y reunió a grandes personas representativas de la edad temprana de Bitcoin en Venezuela, bajo una filosofía de compartir y expandir el conocimiento sobre en todo el país y España. Se calculan más de 7,000 miembros activos los usuarios de este grupo.

El grupo cambió de estatus público a ‘grupo secreto‘ debido a las infiltraciones que ocurrieron de funcionarios de la policía política de inteligencia venezolana, que generó filtración ingenua de información clave sobre ubicaciones de mineros a diversas partes del país, así como el robo de fondos mediante datos bancarios que se daban a través de chats privados para la compra-venta de criptomonedas entre los usuarios del grupo.

Un dato curioso es que ya en el 2013 se hacía evidente que algunos negocios y comerciantes en el país aceptaban criptomonedas, tal como quedó evidenciado en éste post sobre una agencia de viajes en la célebre página Bitcoin.travel y de un usuario en Mercado Libre enlazado a Twitter desde el 2009.

Primeros Mineros

Dos años después de la primera transacción de Bitcoin en la historia, ya en el forum BitcoinTalk se dejaban ver algunos venezolanos realizando consultas técnicas sobre la actividad, lo que nos da idea de lo rápido que se convirtió el país en una especie de centro minero ‘underground’  en sus primeros días, aprovechando las bondades de energía eléctrica barata que se encuentra en la nación.

Pero la popularidad y masificación de la actividades mineras tuvo una consecuencia para los pequeños granjeros, que tuvo sus primeros resultados en el 2016 con detenciones públicas de los primeros ciudadanos dedicados a la actividad. 

Para ése entonces, el país sufría de constantes fallas eléctricas, alta inflación y escasez de divisas que obligaban al emprendimiento para solventar la crisis asumiendo los riesgos de ser capturado y sentenciado a prisión bajo el paradigma de ‘sabotaje eléctrico‘ y ‘legitimación de capitales‘.

Al día siguiente el canal de televisión del Estado publicó en su sitio web un artículo en el que arremetía contra Bitcoin asociándolo con actividades criminales y la ‘guerra económica‘. Actualmente el contenido ha sido eliminado, debido a que contraviene a los intereses del gobierno pro-cripto.

A pesar de las persecuciones y del miedo generalizado que inculcó el gobierno de Venezuela entre sus ciudadanos de ser vinculados como delincuentes a los que se dedicaban a la minería de criptomonedas durante el 2017, la actividad siguió creciendo, hasta el punto de que empresas comerciales ajenas al negocio se dedicaron a la minería para poder resguardar sus operaciones de la inflación y el cepo cambiario.

Lo anterior generó el interés de los organismos de inteligencia del gobierno para ubicar estos establecimientos y un nuevo espiral de corrupción y extorsión de se dio a conocer a lo largo y ancho del país, hasta el punto de ser vinculado al interés del gobierno para hacerse con los equipos incautados y formar sus propias granjas mineras para sortear las sanciones económicas impuestas hacia altos funcionarios gubernamentales.

Sorpresivamente para muchos mineros en Venezuela, el discurso oficial comenzó a cambiar a partir del 5 de septiembre del  2017. Para ése entonces, el Ministro de Agricultura Wilmer Soteldo alabó a las criptomonedas como una alternativa segura y soberana en su programa transmitido en vivo por el oficialista canal VTV. 

Fue la primera alabanza pública al Bitcoin por un alto funcionario venezolano y el anuncio se produjo apenas 15 días después de que el gobierno de los Estados Unidos anuncia sanciones financieras contra el gobierno de Nicolás Maduro.

A partir de entonces el discurso oficialista cambió radicalmente y el mismo presidente Nicolás Maduro hizo una revelación en diciembre de ése año que sería la hoja de ruta de un proyecto a corto plazo:El Petro.

Primero abogó por el registro de todos los mineros en Venezuela, una ley para regular la actividad y  la promulgación meses después del whitepaper de la criptomoneda oficialista respaldada en reservas naturales.

Para el 12 de diciembre de ése año, el diputado Carlos Vargas, director del Observatorio Blockchain de Venezuela y futuro director de la recién creada SUNACRIP, anunciaba el registro de mineros en el país a partir del 22 de diciembre del 2017.

Al cierre de ése año, se calculaba que existían unos 100,000 mineros de criptomonedas en toda Venezuela.

El primer intercambio fiat-Bitcoin del país

Ante la demanda existente de los venezolanos y en especial de aquellos mineros que hacían vida en el país, para poder intercambiar sus monedas por dinero fiduciario con el fin de cubrir gastos corrientes y ante la imposibilidad de encontrar lugares físicos para el gasto corriente con criptomonedas así como el estricto control cambiario, nace el primer exchange venezolano para la época llamado SurBitcoin.

La primera casa de intercambio de criptomonedas venezolana alcanzó el nivel de solidez suficiente en poco tiempo, convirtiéndose no solo en el referente del ecosistema nacional, sino también en un protagonista de uno de los hitos más icónicos en la evolución de la esfera local.

Pero su popularidad tuvo un costo. Paralelo a las detenciones de mineros, se procedió contra el exchange venezolano, para lo cual el único representante de la compañía en Venezuela decidió renunciar, después de recibir una citación del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN). 

Meses después de las detenciones de los mineros y la citación del SEBIN al representante, además del cerco financiero que se hizo por presión del gobierno a las cuentas bancarias locales de la compañía, la plataforma tuvo que cerrar operaciones.

Las razones fundamentales esgrimidas por el gobierno nacional para ése entonces, era el ilícito de transar en dólares y el de permitir el trading mediante ésta moneda. Venezuela prohibía el uso de la palabra dólar para cualquier sitio público físico o virtual, muy contrario a lo que ocurre actualmente.

Desde entonces, ninguna empresa podía operar con criptomonedas y así las puertas se cerraron para la participación de intercambios de criptomonedas descentralizadas en la nación caribeña. El panorama, sin embargo cambió parcialmente, con la aplicación del Petro y la licencia a plataformas nacionales para operar con la criptomoneda estatal y dinero fiat local, así como la opción de comprar Petros con otras criptomonedas a partir del 17 de octubre del 2018.

En ése entonces Cave blockchain, Bancar Exchange, Cryptia Exchange, Amberes coin, Afx trade y Criptolago Exchange (de la Gobernación oficialista del Zulia) son las llamadas por el gobierno nacional para iniciar las transacciones de petros en el mercado local.

Volumen de Bitcoin en auge

Hablar de criptomonedas en Venezuela pasa obligatoriamente por estudiar el desempeño de los volúmenes en plataformas P2P tan populares como LocalBitcoins, Airtm y similares más recientes como Localcryptos y local.bitcoin.com, un intercambio P2P de Bitcoin Cash.

Mirando en retrospectiva desde noviembre 2013, cuando solamente se reportaban dos BTC por moneda local VEF en el sitio LocalBitcoins a los niveles récords de inicio de año que lo ubican en el segundo país del mundo en comercializar Bitcoin en la plataforma, podemos comprender la magnitud de crecimiento y adopción que ha tenido las criptomonedas en general en el país.

En términos generales, Venezuela rompió todos los récords en la primera semana de febrero del 2019 en plena agitación política, cuando más de 2,487 BTC fueron comercializados solamente en LocalBitcoins, lo que le permitió estar ubicado en el primero a nivel mundial en esta métrica.

Ahora, hablar de Bitcoin pasa obligatoriamente por tomar en consideración a Venezuela, dónde se ha posicionado no sólo a nivel de comercio entre los primeros del mundo, sino también en cuanto a tendencias se refiere como lo ha dejado saber Google en numerosas ocasiones. Por ejemplo, el término ‘Cripto’ ha posicionado al país en el primer lugar en los últimos 12 meses según Google Trends.

Altcoins aprovechan la adopción

La entrada de conferencias públicas sobre criptomonedas y algún tipo de organización dentro del caos y el miedo representó todo un reto para propios y extraños, por el escepticismo de los que tenían más tiempo en el ecosistema y habían sido vulnerados por su adopción de la tecnología por parte del gobierno, y por otro lado de los más newbies que apostaron siempre a la difusión pública del ecosistema dentro del país.

En esta etapa proyectos como Dash, Nem, Nano y Bitcoin Cash tuvieron mucho de crédito por generar las primeras fundaciones locales, grupos organizados de creyentes en la tecnología que apostaron a difundir el conocimiento tanto por las redes sociales como en pequeños meetups o conferencias. 

Entre las razones para que los venezolanos encontrarán soluciones alternativas de BTC, pesaron la obstaculización  de Bitcoin por la ofensiva gubernamental contra la minería de la criptomoneda entre marzo del 2016 y enero del 2018. De todas las alternativas, Dash fue la que mejor tracción generó y en parte a su sistema de apoyo a fundaciones y grupos locales que se organizaban a lo largo y ancho de la geografía del país latinoamericano.

En el 2016 Dash se asoció con un intercambio local con sede en Panamá y presencia en Caracas, llamado Cryptobuyer, además de que la criptomoneda había organizado para ése entonces una serie de eventos en apoyo a la comunidad local.

Recientemente anunciamos que Dash reportaba un incremento del más del 500% de descargas de su monedero desde usuarios en Venezuela, lo cual lo convierte en el segundo mercado más importante para la criptomoneda centrada en la privacidad, después de Estados Unidos.

Ingresa el estado con el Petro

Paradójicamente el estado venezolano ahora impulsa las criptomonedas, pero esta vez desde el enfoque de su nativo proyecto el Petro, a pesar de la línea dura que había tomado inicialmente sobre los mineros de Bitcoin.

El gran cambio de timón ocurrió en diciembre del 2018 cuando el presidente Nicolás Maduro hablaba sobre la necesidad de crear un criptodivisa soberana que fuera inmune a los ataques de los EE.UU para diciembre de ése mismo año, a la par que ordenaba el registro de todos los mineros en el país.

En enero del 2018 el presidente anunciaba la ICO del Petro para febrero de ese mismo año bajo el respaldo de 100 millones de barriles de petróleo valorados para ése momento en unos USD 6 billones de dólares.

Finalmente la criptodivisa fue puesta en circulación a finales de ése año y para el 2019 se concretó el uso gubernamental para la compra-venta de bienes y servicios en las principales dependencias oficiales, así como el uso para ayudas sociales.

Aunque lamentablemente tanto el Petro como las iniciativas estatales en torno a los criptoactivos han sido altamente politizados, desde el punto de vista jurídico se ha avanzado mucho en la materia y hacen presumir al país como uno de los más avanzados en ese sentido, aunque muchas veces enfocados al uso legal de su criptomoneda nativa más que a cualquier otro proyecto independiente.

Gran ejemplo es la Ley del sistema integral de criptoactivos sancionado en enero 2019 por la polémica asamblea constituyente, un parlamento paralelo controlado por el gobierno, en el que se establecen las bases para las políticas de Estados en materia de criptos.

Más allá de los tintes políticos alrededor de los activos digitales, hay que destacar que el panorama cripto en el país ha permitido avanzar desde la minería clandestina a la apertura legal, lo cual ha logrado posicionar al estado venezolano como uno de los pioneros en el mundo y un gran laboratorio para los maximalistas de las criptomonedas en general.

Resumen

En resumen, el panorama evolutivo de las criptomonedas en el país petrolero ha sufrido una evolución desde los primeros años del movimiento clandestino de mineros en el país, al uso y adopción de activos en muchos comercios y actividades cotidianas para los venezolanos como recargas telefónicas o pagos de impuestos notariales por ejemplo. 

Pero a pesar de todo esto, la falta de una credibilidad en las instituciones producto de la gran corrupción y el control gubernamental que gira en torno a ellos, ha deteriorado la confianza en cualquier tipo de iniciativas que ha impulsado el gobierno para regular los actores en dicha materia.

Cada vez es más frecuente las denuncias de casos de corrupción, violación de leyes y de la constitución que señalan al mismo gobierno y a sus actores principales, haciendo imposible un avance satisfactorio alrededor del ecosistema, que ahuyenta a nacionales y extranjeros en apostar por el desarrollo de las criptomonedas en general.

En base a lo anterior, Venezuela sigue siendo un laboratorio de referencia para muchos experimentos alrededor de las criptos y la utopía de vivir una cripto nación soberana, por lo menos en la teoría ya que en la práctica, la realidad es muy diferente a lo que se pretende ver desde afuera.

Veamos los hitos más importantes ocurridos alrededor de las criptomonedas en la nación latinoamericana.

2011

Aparece Venezuela por primera vez en el forum BitcoinTalk por medio de un usuario consultando sobre parámetros de una pool de minería

Bitworldpoker.com: aparece uno de los primeros emprendimientos hecho por venezolanos con Bitcoin más populares de la época. En ése entonces, 0.01 BTC era el premio diario.

2012

Comienzan a verse los primeros traders de Bitcoin en BitcoinTalk y Facebook

El 11 de octubre del año 2012  nace la fundación Bitcoin Venezuela una de las más respetadas y antiguas del país. La fundación nace como respuesta de organizar a los mineros y curiosos en aprender de la principal referencia del mercado.

Además se lanza un reporte de bitcoinstatus.rowit.co.uk dónde aparece Venezuela como el segundo país de América latina «por detrás de Argentina» de las naciones con la presencia de nodos para soportar la red Bitcoin.

Bitcoin Venezuela lanza su primera API para el cálculo del precio de Bitcoin en Bolívares.

2013

Una agencia de viajes en Venezuela se convierte en una de las primeras en ofrecer servicios a cambio de pagos en Bitcoin, según Bitcoin.travel

BTCVEN lanza blog sobre Bitcoin en Venezuela y nuevo diseño de página web con indicadores de precios a finales de ése año.

Se lanza la primera campaña para regar la voz acerca de Bitcoin en Venezuela: Bitcoin vs Venezuela

Aparece el primer comercio de BTC en la popular plataforma P2P LocalBitcoins por la cantidad de 0.03 BTC el 12 de octubre del 2013.

Se lleva a cabo la primera ponencia sobre Bitcoin en el Caracas Tech Meetup del 29 de noviembre de ése año, comenzando así la evangelización sobre las criptomonedas fuera de los foros y chats de grupos especializados.

Nace la primera ‘criptomoneda’ hecha en el país: Chococoin, un proyecto hecho bajo la réplica de Bitcoin con algoritmo SHA-256 y límite de emisión de 21 millones con intervalos de bloques cada 10 minutos. El objetivo del fallido proyecto era ofrecer un elemento pedagógico para ayudar llegar el Bitcoin a un público más amplio.

2014

Venezuela registra el mayor volumen de intercambio en Bitcoin en la plataforma P2P LocalBitcoins en toda su historia, según datos de Coindance.

La Fundación Bitcoin Venezuela introduce otra API para el precio de Bitcoin y Ethereum en Venezuela en moneda local.

Se realiza la Primera Conferencia sobre Bitcoin en el Impact Hub Caracas. Debido a su éxito,  se lanzaría rápidamente una segunda edición dos meses después.

Se anuncia en BitcoinTalk el lanzamiento de otra criptomoneda venezolana, Universal Molecule (UMO), desarrollada para ser minada con GPU y enlistada en el polémico intercambio Cryptopia.

Nace el primer Exchange venezolano con capacidad de intercambio Bitcoin-VEF: SurBitcoin.

En esa ocasión, el entonces diputado y ahora presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó, mencionó la apertura de la primera casa de cambio de Bitcoin en Venezuela a través de su red social Twitter.

2015

Nace la página web Bitven, la cual fungirá como el primer referente del precio de Bitcoin en Bolívares para el comercio OTC y P2P en Venezuela.

Se anuncia la creación de la criptomoneda venezolana BolivarCoin (BOLI), proyecto aún activo.

2016

Se hace pública la noticia de la detención de dos ‘mineros de Bitcoin‘ en el occidente del país con 41 equipos ASIC.

Inicia operaciones Cryptobuyer en Venezuela, una plataforma para activos digitales, convirtiéndose así en el segundo exchange venezolano en la historia.

Sale a la luz pública el proyecto ArepaCoin (AREPA) mediante el algoritmo Scrypt, la cual aún permanece activa y referente del mercado venezolano de criptomonedas no gubernamentales.

2017

Cierra operaciones SurBitcoin debido al cierre de la cuenta bancaria corporativa del intercambio en Venezuela.

DASH es integrado como solución de pago en Cryptobuyer aumentando así la adopción de la criptomoneda en Venezuela.

Nace OnixCoin (ONX) mediante el algoritmo X11 y se unen en el 2019 a la Federación de Criptomonedas Venezolana (Fecripve).

Se lleva a cabo el primer MeetUp Æternity Blockchain Hispano en Caracas con el auspicio de la Fundación Æternity.

Se inicia el ciclo de conferencias Dash en Venezuela con apoyo de la Tesorería de la Fundación Dash.

De forma paralela el gobierno comienza anunciar su amor por las criptomonedas mediante un programa del ministro de Agricultura en un programa transmitido en vivo en la oficial cadena de televisión VTV.

Se crea la Superintendencia de los Criptoactivos y actividades conexas venezolana (SUNACRIP) y se inicia el registro de mineros en Venezuela a través del portal oficial del gobierno Observatorio Blockchain de Venezuela, dando inicio así a la legalización de la minería en el país.

2018

El presidente Nicolás Maduro anunció la emisión de cien millones de petros y la publicación del whitepaper de la criptomoneda.

Se lleva a cabo en la ciudad de Mérida el primer MeetUp de Bitcoin Cash en Venezuela.

Se anuncia el lanzamiento de la preventa oficial del Petro (PTR), la criptomoneda del gobierno de Venezuela respaldada en barriles de petróleo y fijada a una tasa inicial  de USD 60 dólares.

De forma paralela, la fundación NEM aclara el apoyo tecnológico a cualquier organización e individuo deseoso de usar su tecnología blockchain, tal como lo había manifestado el presidente Maduro en su alocución.

De forma paralela la Fundación NEM inicia sus operaciones en el país con su capítulo NEM Venezuela.

La Casa Blanca por medio de una orden ejecutiva, prohíbe a todos sus ciudadanos o personas en su territorio la adquisición o negociación con cualquier moneda digital o activo digital emitido por el Gobierno de Venezuela.

En ese sentido, el exchange Bitfinex para evitar sanciones estadounidenses, declinó hacer negocios con el Petro.

Una de las cadenas minoristas más grandes en territorio venezolano, Traki, anuncia aceptar pagos con criptomonedas en todas sus sucursales en alianza con Cryptobuyer.

Se abre Localnano desde Panamá para operar con moneda local en Venezuela. Localnano es un Exchange P2P basado en la criptomoneda Nano.

Se lanza Rilcoin (RIL), una criptomoneda venezolana enfocada en el turismo mediante algoritmo Scrypt lanzado por un desarrollador de 14 años. Sin embargo a la fecha, el proyecto carece de actividad  e información sobre su desarrollo.

En este mismo mes la Asamblea Constituyente publica su decreto donde reconoce legalmente a cualquier criptomoneda en el país.

El presidente Maduro anuncia la creación de un banco juvenil financiado por la criptomoneda Petro.

Se hace viral las imágenes de la fundación benéfica anónima que ‘EatBCH’ que entrega comida a las  personas vulnerables en medio de la crisis humanitaria en Venezuela, producto de las donaciones con BCH recibidas en su cuenta.

NEM realiza su primer MeetUp en Caracas sobre tecnología blockchain.

Waves Platform lanza su primer encuentro en Venezuela para reunir emprendedores y entusiastas de la plataforma.

Se anuncia al Petro como segunda unidad contable de la nación, obligando a bancos a referenciar los números en ambas unidades: Bs y PTR.

Se autoriza la entrada en vigor de seis casas de cambio de criptomonedas para el Petro por moneda fiat local y criptomonedas en el país.

Nano inicia su entrada formal al ecosistema venezolano a través del programa Nano Venezuela con el apoyo de The Nano Center.

Bitcoin Cash Association anuncia el financiamiento de USD 1,000 mensuales a la organización benéfica EatBCH en Venezuela y Sudán del Sur.

Permiten a los usuarios el ahorro en Petros a través de la plataforma gubernamental Patria.

Fundación NEM Venezuela firma memorándum de entendimiento con Uninet business school y Universidad Tecnológica del Centro para desarrollar profesionales en tecnología blockchain en las principales casas de estudios del país.

Airtm lanza el proyecto caritativo Airdrop Venezuela para enviar USD 10,00 en criptomonedas a 100 mil venezolanos. Para el 21 de abril, el proyecto indica que ha recaudado USD 292,000 y tiene más de 60,000 beneficiarios registrados desde su lanzamiento.

Nación la Sociedad Venezolana de Fintech y Nuevas Tecnologías (Fintech Venezuela) de la mano de un grupo de promotores con diversas visiones del mercado de cripto activos en Venezuela.

Este mes, más de 4 millones de pensionados de la administración pública reciben por primera vez su remuneración en la criptomoneda Petro.

Pedro Gutiérrez se convierte en el primer venezolano en formar parte del consejo de la Fundación NEM.

Binance Exchange lanza su primer MeetUp en Caracas.

2019

Se instala el primer cajero ATM para Bitcoin en Caracas. Se fija el salario mínimo en Venezuela en Petros.

El equipo de Dash Merchant es acusado de malversación de fondos y de proporcionar información falsa sobre los informes financieros del último trimestre del 2018.

Nace la Federación de Criptomonedas Venezolana (FECRIPVE) impulsada por los desarrolladores de proyectos nacionales de criptomonedas como son: Rilcoin, Bolivarcoin, Onixcoin, LKRcoin, WolfCloverCoin, Andescoin y Bancoin, con el objetivo de promover la educación sobre el ecosistema de criptomonedas venezolano.

Dash Merchant Venezuela indica que más de 2,500 comercios aceptan la criptomoneda en el país. Sin embargo, un estudio de Edward Stoever concluyó que esta cifra está lejos de la realidad.

Se devalúa el Petro a Bs 80,000, después de haber estado anclado por dos meses a Bs 36,000.

Nace ‘Cripto Tiendita‘, emprendimiento venezolano con Nano.

Cadena de farmacias en Venezuela ‘Farmarket‘ anuncia alianza con proveedor de pagos de criptomonedas Xpay para aceptar pagos con BCH, DASH, DAI y BTC en 22 tiendas a nivel nacional.

A raíz de las incongruencias de dos valores diferentes del Petro, el Banco Central de Venezuela deja de publicar el tipo de cambio de la criptomoneda en su página oficial.

Se organiza el primer MeetUp Satoshi Venezuela en la ciudad de Caracas, con el patrocinio de importantes influyentes del espacio cripta a nivel global.

Más de 200 taxistas afiliados en la ciudad de Maracaibo al occidente del país, aceptan BCH como forma de pago.

Según Coinmap y Opendatasoft Bitcoin Cash logra ser más aceptado que Bitcoin en comercios afiliados en Venezuela con 334 negocios contra 323 lugares que aceptan el proyecto original de Nakamoto.

Se abre la primera Bitcoin Cash House en el occidente de Venezuela, un proyecto que buscará acercar a los usuarios del ecosistema cripta de la ciudad de Barquisimeto y sus alrededores a BCH.

Se da inicio a la entrega del petro-aguinaldo, en coincidencia con la devaluación del 60% de la moneda local, el Bolívar, obligando a suspender el uso del bono para los primeros días del mes siguiente por tiempo indefinido.

En la última semana del mes, Venezuela logra romper récords de negociación en el par  Bolívares / Bitcoin, con aproximadamente USD 25 millones comercializados en ese periodo.

2020

Dash Wallet reporta un incremento del 562% de usuarios activos en Venezuela.

Maduro anuncia la apertura de un ‘criptocasino’ en Petros y la primera promoción de profesionales de la UNETI en Criptoeconomía especialistas en Petro.

Operaciones en LocalBitcoins en Venezuela marcan mínimos en lo que va de año 2020.

La entidad bancaria BOD lanza servicio financiero para intercambio de criptomonedas entre clientes del banco.

Comunidad de Monero financia el proyecto venezolano Locha-Mesh propuesto por la Randy Brito para crear redes de comunicación vía radio.

Instalan nuevo cajero ATM para Bitcoin en Caracas.

Sigue leyendo:

  • Cryptobuyer establece alianza con Hotel en Venezuela para pagos con criptomonedas
  • Decred organizará encuentros en Venezuela
  • Sanciones contra el Petro afectarán transacciones del gobierno venezolano con otras criptomonedas
  • Las 5 criptomonedas de mejor desempeño: BTC, XEM, BSV, ETH, BNB
  • “¡Prohibición de Bitcoin!”, dice el ganador del Premio Nobel, mientras ignora las pérdidas de FANG
  • Las 5 criptomonedas con mejor desempeño: XMR, BTC, BNB, ETC, XRP