Los bonos de Ecuador a precio de gallina con peste

0
79



Bloomberg y Citi están pendientes de Ecuador. El primero habla de una caída de los precios de los bonos soberanos. El segundo de la situación económica interna. Conclusiones: escenario complicado en un país que aún no sabe comunicar el camino que conducirá hacia un nuevo y represado desembolso del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según Bloomberg, los bonos soberanos de Ecuador cayeron a un récord debido a que el FMI retrasará el desembolso del próximo tramo de un préstamo de $ 4.200 millones.

Las notas fueron, el viernes 6 de marzo de 2020, las de peor desempeño en los mercados emergentes, justo cuando el gobierno y el FMI discuten un nuevo calendario para los desembolsos. El sentimiento de riesgo empeoró a medida que los casos del virus Covid-19, de rápida expansión, presionaron a los precios del petróleo a caer más desde 2015.

El crudo estuvo ayer levemente superior a 41 dólares, $ 10 a lo presupuestado por el Gobierno de Lenín Moreno.

La deuda denominada en dólares de Ecuador, con vencimiento en 2028, cayó 4,5 centavos por dólar a 59,3 centavos, en dirección a su nivel más bajo registrado. Las notas con vencimiento en 2022 y 2030 también marcaron nuevos mínimos.

“La demora en los desembolsos complica la perspectiva de financiamiento del gobierno en medio de una tormenta perfecta del coronavirus”, dijo Risa Grais-Targow, directora del Grupo Eurasia. “Pero el FMI continúa trabajando con el gobierno y probablemente seguirá siendo bastante flexible”.

El shock externo del virus puede incluso ofrecer una excusa para que el FMI muestre flexibilidad adicional, dijo Grais-Targow. Ecuador ha estado trabajando con el FMI para reevaluar sus desembolsos planeados desde que una misión del FMI visitó Quito del 11 al 20 de febrero.

Los diferenciales sobre los bonos del Tesoro de EE. UU. se ampliaron en aproximadamente 218 puntos básicos el viernes, más que cualquier otra nación en el índice JPMorgan EMBI Global Diversified Sovereign, salvo para el Líbano.

El Ministerio de Finanzas de Ecuador dijo en un texto que el gobierno todavía estaba trabajando con funcionarios del FMI y que “este trabajo conjunto dará como resultado desembolsos programados de acuerdo con un calendario acordado”.

Según la banca de inversión Citi es espera que la actividad permanezca estancada y, por lo tanto, el mercado laboral permanecerá débil. Sin embargo, en el lado positivo, “el gobierno puede lograr una mayor reducción del déficit fiscal este año gracias a los aumentos de impuestos y la monetización de activos.

Además, las autoridades podrían “intentar posponer los vencimientos multilaterales y acceder a nuevos financiamientos netos”.