Diego Murtinho: “Estoy seguro que nunca me moriré de hambre”

0
128



En esta nueva edición de Tengo que decirlo, el actor guayaquileño Diego Murtinho, reveló entre otras cosas, el difícil camino que tuvo que sortear para desarrollar su carrera como actor. En 18 frases compartió su manifiesto.

1 “Al igual que Capitán Nájera, el personaje que interpreto en la película Camino a la libertad, me gustaría que una calle llevara mi nombre, así sea de las escondiditas del sur de la ciudad. Uno puede trascender a través del arte, claro que sí”.

2 “Resulta positivo mirar desde otro punto de vista las cosas que ya están estructuradas, se puede generar un cambio”.

3 “La palabra favorita de mi diccionario es ‘perspectiva’, siempre me ha gustado. Me agradaría tatuármela y hacer una obra de teatro con ese término”.

4 “El vocablo que menos me agrada es ‘prejuicio’. Está mal que antes de conocer algo, la gente ya emita un juicio de valor. Siento que la ignorancia frente a cualquier cosa es un error. Es mejor investigar y saber”.

5 “Lo que me enciende es el futuro, siento mucha expectativa como actor. También me prenden los discursos motivadores de actores que han ganado algún reconocimiento, o aquellos que comparten sus historias de vida. A mí me emociona saber todo por lo que pasaron para alcanzar sus objetivos”.

6 “Como Steve Jobs, pienso que hay que conectar puntos. No desde el presente al futuro, sino del futuro al pasado. Me cautivó la historia de Emmanuel Palomares, un actor venezolano que salió del pequeño pueblo donde nació, rumbo a Caracas. Allá es descubierto por alguien que se convierte en su mánager y le consigue dinero y la visa para irse a México”.

7 “En esta vida hay que hacer todo lo que deseas. Arriesgarte para llegar al punto que te has trazado”.

8 “Uno de los problemas de la industria local es que entre artistas no nos apoyamos. Pasa mucho en este medio, existe la envidia, el egoísmo y los celos. En países como Colombia hay unión y están dispuestos a tomarse el mundo”.

9 “Toda persona que ha llegado a triunfar tiene historias de rechazos, canciones que no pegaron, obras que no gustaron y películas que nadie vio. Excavamos un poco en un talento que creemos que es nuevo, y resulta que lleva años luchando”.

10 “El año pasado tuve algunas malas experiencias con gente del mismo medio. Te ven nuevo y lo ideal sería que te digan ‘Ven, sube, trepa’, pero no, quieren bajarte. Es como que tratan de decirte ‘A mí me costó y sufrí, tú también tienes que pasar por eso’”.

11 “Trabajo con amor, más que con quien esté a mi lado, por el proyecto. Tengo tino para abordar a cada persona dependiendo de su temperamento y por cómo reacciona ante una situación determinada”.

12 “No justifico ni acepto ningún tipo de maltrato. Por qué hacerlo, cuando la mejor forma de comunicarse es con el diálogo”.

13 “El sonido que más me agrada es el trinar de los pájaros de cada mañana, al despertar en mi cuarto. Vivo muy cerca del río y mi casa está rodeada de árboles. El sonido que me disgusta es el de los buses y el tráfico; no solo molesta escucharlo, sino verlo y sentirlo”.

14 “Si Dios me hubiera dado una gran voz, sería cantante en vez de actor. He tomado clases con Ana Passeri, pero no es mi fuerte, hay que tener respeto”.

15 “Una profesión que no me gustaría tener es la de doctor. No me llevo bien con los médicos, pero sí con los abogados. Lo que sí experimentaría es la habilidad de ser piloto”.

16 “Estoy convencido de que nunca me moriré de hambre. Como profesional, yo apunto a Colombia, México, Argentina o Estados Unidos, son los mejores lugares para desarrollarme actoralmente. Pero estoy consciente de que me falta hacer más cosas en Ecuador, como un protagónico en Ecuavisa”.

17 “Siento que he tenido dos vidas anteriores y también reconozco a las almas jóvenes”.

18 “Si me fuera al cielo, me encantaría que Dios me dijera ‘Hiciste bien en no hacerle caso a tanta gente’”.

TAMBIÉN DEBE SABER QUE…

Su música favorita es la urbana. Es seguidor de Bad Bunny.

Proviene de una familia de golfistas y fue uno de los mejores.

Le gustaría vivir en una ciudad cuyo tráfico se asemeje al de un pueblo y movilizarse a pie o en bicicleta.

El 31 de marzo presentará en La Piazza de Samborondón la obra Una amiga más. Y en Machala estrenará el 14 de marzo el monólogo Llegaste tarde, en Vilastro.

Estudió Derecho hasta segundo año, pero abandonó la carrera tras convencerse de que lo suyo es la actuación.

Por algún tiempo se desempeñó como ‘community manager’.

Le ganó la batalla al sobrepeso, una situación con la que peleó desde adolescente. Llegó a pesar 240 libras hasta los 21 años. Le decían Michelin. Eliminó el azúcar inicialmente y luego redujo las porciones de alimentos. Actualmente practica el ayuno intermitente.