El dólar americano podría caer en desgracia si no se digitaliza, según economista de ING

0
95



A medida que múltiples países y entidades sopesan la validez de una moneda digital de banco central, el dólar estadounidense físico sigue ocupando un lugar preponderante, pero ¿por cuánto tiempo?

“El dólar es la moneda dominante hoy en día”, dijo el economista del ING, Carlo Cocuzzo, en un panel de la London Blockchain Week. Cocuzzo añadió que “el 90% del volumen de negocios de forex es en dólares, por lo que los EE.UU. pueden perder en este juego.”

Un informe de septiembre de 2019 de The Bridge mostró una prominencia similar, con el USD contando el 60-70% de las reservas de divisas.

Los países y las empresas miran con interés a las CBDC

En el último año, varias entidades y gobiernos han expresado su interés en emitir sus monedas digitales.

Facebook arrojó su sombrero al ring en junio de 2019 con la publicación de un libro blanco para Libra, una stablecoin que será respaldada por varias monedas y productos financieros. Por el lado del gobierno, China ha visitado múltiples titulares para su investigación sobre el Yuan Digital, una moneda digital del banco central, o CBDC, para el país.

Cocuzzo ve posibles complicaciones en el futuro

Libra en particular ha sido objeto de numerosas preocupaciones por parte de los organismos gubernamentales desde que Facebook dio a conocer sus planes. “Ese es un ángulo en el que las cosas pueden ponerse difíciles desde una perspectiva del dólar”, dijo Cocuzzo, refiriéndose a la mención de Facebook de las remesas en relación con Libra.

Cocuzzo también cuestionó un escenario en el que los ciudadanos podían usar monedas no locales como pago. “China podría dar acceso a los clientes extranjeros para que accedan al yuan digital”, dijo, añadiendo:

“¿Cómo afectaría eso al dólar en el mercado de divisas? Definitivamente habrá un impacto y no creo que el banco central de los EE.UU. espere a ver.”

Desde la creación de Bitcoin hace más de 10 años, el activo y su tecnología subyacente han mostrado al mundo nuevas vías para la velocidad y la seguridad. A medida que los países y las grandes empresas exploren la tecnología, los organismos gubernamentales tendrán que ajustarse a un nuevo sistema que viene con tales cambios.

Te puede interesar: