Facebook cambia de rumbo con Libra, ofreciendo un monedero más inclusivo

0
70



Facebook puede estar considerando modificar su plan para el lanzamiento del 2020 de la criptomoneda Libra. 

Cuando el gigante de las redes sociales introdujo a Libra el año pasado, lo hizo alegando que la criptomoneda sería una simple moneda global con el poder de transformar la economía mundial. Los entes reguladores rápidamente se dieron cuenta, y encontraron que la compañía tenía que ofrecer más preguntas que respuestas en cuanto a lo que sería la moneda digital.

Aunque Libra sigue adelante, Facebook ahora ofrecerá monedas emitidas por el gobierno como dólares y euros para apoyar su propio token. El movimiento parece ser una manera de apaciguar a los entes reguladores renuentes y obtener apoyo adicional para el plan, que aún está programado para el cuarto trimestre. 

Según un informe del 3 de marzo emitido por Bloomberg, tanto las criptomonedas como las emitidas por el estado estarán disponibles en el monedero digital de la compañía, Calibra. 

Rediseñando el monedero digital y reduciendo las características de la criptomoneda, Facebook espera lanzar Calibra y Libra al mismo tiempo, tentativamente en octubre. Calibra les permitirá a los usuarios enviar y recibir dinero  (ahora en monedas fiduciarias) y hacer compras.

Casi dos mil millones de personas en todo el mundo usan Facebook. La expansión de la cesta de la compra al incluir las monedas de los bancos centrales hace posible que cualquiera pueda usar Calibra como un sistema de pago más tradicional. Cualquier usuario que tenga Messenger o WhatsApp instalado en su dispositivo móvil podría enviar fondos a todo el mundo con solo pulsar un botón.

La oposición a Libra desde su lanzamiento

Facebook reveló a Libra aparentemente como una forma de evitar el sistema financiero mundial por completo. Aunque el plan era ambicioso, dejó a los legisladores y entes reguladores cuestionando los riesgos de introducir la criptomoneda en el mercado con tantas preguntas sin respuesta.

Los funcionarios de los Estados Unidos propusieron que la compañía añadiera las criptomonedas existentes como Bitcoin a Calibra en lugar de desarrollar las suyas propias. Otras sugerencias incluían permitir stablecoins en la cesta del monedero digital para evitar que socavara la soberanía de las monedas del banco central.

En Europa, había demasiado escepticismo en torno a Libra. Los legisladores de Alemania y Francia se opusieron firmemente a aceptar la criptomoneda en la UE. Sin embargo, Suiza era uno de los pocos países abiertos a la cooperación internacional con la Asociación Libra, alegando que la moneda “encaja perfectamente en su marco normativo”.

Un resquicio de esperanza para el rocoso comienzo de Libra puede ser la respuesta de los bancos centrales al aprender a aceptar las monedas digitales como la nueva realidad. Desde que se anunció el proyecto, varios países han explorado la posibilidad de acuñar una moneda digital, entre ellos Japón, China e Inglaterra.

Sigue leyendo: