Fintank pretende lanzar una organización de autorregulación

0
91



La startup FinTank, con sede en Chicago, pretende lanzar una organización nacional de autorregulación, o SRO, en los Estados Unidos.

Encabezado por el ex trader del Chicago Board Options Exchange, o CBOE, David Carman y su socio George Vukotich, la SRO de FinTank “ayudará a regular la industria de cripto a nivel mundial”, dijo Carman a Cointelegraph. Mientras gran parte del mundo cripto mira hacia la escena regulatoria de EE.UU., tal SRO podría impactar la industria de cripto en todo el mundo.

La regulación no es clara en el criptoespacio, incluso después de 10 años

Aunque las regulaciones de la Comisión de Valores y Bolsa de los Estados Unidos, o SEC, y la Comisión de Comercio de Futuros de Mercancías, o CFTC, se han endurecido en los últimos tres años, la industria de la criptografía todavía se encuentra en el limbo en lo que respecta a directrices claras.

El SEC ha tomado medidas enérgicas contra numerosas ICO, llamándolas ofertas de valores no registradas. Sin embargo, la comisión no ha emitido un fallo sobre los otros innumerables criptoactivos que podrían considerarse valores, incluyendo el activo en tercer lugar por capitalización de mercado XRP, como se vió en una demanda reciente.

“Tanto la SEC como la CFTC han dejado claro que una SRO es necesario para tener un ambiente regulatorio saludable”, dijo Carman.

Esencialmente, las SRO pueden regir ciertos sectores o nichos en lugar de las regulaciones existentes, o junto a ellas.

La cabeza de FinTank señaló dos problemas principales con la regulación actual en el criptoespacio. “No hay suficiente, especialmente en lo que respecta a los exchanges en el extranjero”, dijo Carman sobre la regulación. Además, “Hay confusión y falta de claridad especialmente en lo que respecta a la emisión de tokens”, señaló como la segunda cuestión principal.

El objetivo de la SRO es proporcionar claridad

Carman describió la SRO como un esfuerzo nacional, no sólo un proyecto local de Chicago. Detallando los planes de la SRO, Carman dijo:

“Actuaremos con responsabilidad, transparencia e integridad para desarrollar y promulgar las normas profesionales más elevadas y las mejores prácticas; proporcionaremos concienciación, educación, capacitación y otros recursos para fomentar la capacidad humana y técnica; y abogaremos por un entorno reglamentario que facilite la innovación y proteja a los consumidores, las partes interesadas y el interés público en general en todo el mundo”.

Todo el movimiento de Carman comenzó como algo más

Carman reunió a muchos participantes del criptoespacio para una reunión en el centro de Chicago en marzo de 2019 para discutir Chicago como un centro de comercio de cripto. “Comenzamos con 5 comités para establecer Chicago como ‘La Capital Mundial del Comercio de Criptos'”, dijo Carman. Esos comités vieron la participación de 35 voluntarios.

“Después de 6 meses de reuniones del comité, me quedó claro que debemos centrar todos nuestros esfuerzos en el lanzamiento de una SRO”, explicó Carman. Mencionando un campo de pruebas regulatorio con sede en Illinois como una de las iniciativas originales, Carman dijo, “El Estado de Illinois no está listo para un marco de pruebas de fintech y los otros 3 comités se han fusionado en el comité de la SRO”. El esfuerzo de la SRO ahora cuenta con más de 125 voluntarios.

Aunque FinTank sigue estando muy involucrado en el movimiento, el SRO operará bajo un nombre diferente, dijo Carman. También añadió que aún no está seguro de los futuros papeles de su socio en el SRO después del lanzamiento oficial de la iniciativa.

Hester Peirce, una de los comisionados de la Comisión de Valores y Bolsa, no ha evitado hablar sobre el criptoespacio, lo que la ha llevado a llamarse “madre cripto”. Carman dijo que él y su equipo tuvieron una reunión privada con Peirce a principios de este año, durante la cual la comisionada respondió varias preguntas relacionadas con la SRO.

Sin claridad normativa, el criptoespacio se enfrentará a los continuos bloqueos del gobierno, paralizando la progresión hasta que se cimienten reglas y directrices claras. Parece, sin embargo, que la industria y la comisión van por buen camino para encontrar un sistema que funcione.

Sigue leyendo: