Taiano dice que el pasaporte biométrico es una herramienta de negociación

0
71



Quito –

Como una “herramienta de negociación” para obtener la exención de la visa Schengen para los ecuatorianos califica al pasaporte biométrico el director general del Registro Civil, Vicente Taiano González.

El funcionario ratificó que los pasaportes biométricos se empezarán a expedir a finales de abril de este año y que hubo un pequeño desfase en el tiempo de implementación porque el contratista, el consorcio EDOC, pidió una prórroga por retrasos en la llegada de los equipos.

Al momento, los embarques con los equipos para el desarrollo del sistema como para la impresión de los documentos ya están llegando.

Entre los equipos están los de captura biométrica, reconocimiento facial, impresoras de pasaportes y de cédulas.

El proceso de expedición arrancará en Quito, luego se desplegará a Guayaquil, Cuenca y también en Nueva York, Estados Unidos (EE. UU.) y Madrid, España.

El sistema adquirido tiene la capacidad de imprimir el pasaporte ilimitadamente, pero por los contratos complementarios con el Instituto Geográfico Militar (IGM) se dispondrá de un millón de libretines para la misma cantidad de pasaportes biométricos.

El pasaporte biométrico mantiene los libretines, con la diferencia de que introduce una especie de chip, que comprende el sistema biométrico que garantizará en los puntos de migración internacionales que la persona portadora del documento sea quien dice ser, pues hay reconocimiento de huellas y rostro y se empata con la base de datos que ya tiene el Registro Civil. “Básicamente, lo que se fortalece son los estándares de seguridad”, señala.

El contrato con el consorcio EDOC en octubre del año pasado fue por $26 950 000, luego de un concurso público de licitación internacional.

El uso de este pasaporte es un condicionante que los países del Espacio Schengen ponen a varios países en la lista de los países exentos de la obligación de presentar visado.

Notas al pie del Reglamento de la Unión Europea, de noviembre del 2018, señalan que: “La exención de la obligación de visado únicamente se aplica a los titulares de pasaportes biométricos”.

Taiano recuerda que, aun cuando se expidan los nuevos documentos, los pasaportes de lectura mecánica seguirán vigentes hasta su caducidad. (I)