“La lucha es afectiva”: Guayaquileñas presentan ‘Resistencia’, un espacio de arte feminista

0
68



roldos monumento jaime martha

Martha Bucaram y la deuda de Ecuador con las mujeres

Leer más

La escritora colombiana Catalina Ruiz-Navarro (@catalinapordios) considera que hablar sobre femenismos “es necesario, es importante, es la resistencia”, una que se vive desde diferentes trincheras, siendo una de esas el arte.

Inspiradas por una idea similar —la de “mantenerse de pie” en una sociedad que no otorga suficiente protagonismo a las mujeres— dos guayaquileñas, Anllel Tanús y María Emilia Vera, decidieron crear lo que describen como un espacio de canalización artística y expresión feminista.

‘Resistencia’ es justamente el nombre de este proyecto multidisciplinario que materializa su intención de mostrar, en palabras de María Emilia Vera, de 24 años, lo poderosa que es la unión de las mujeres, de sus ideas y sus obras.

Bajo el lema “la lucha es afectiva” —que destaca la importancia de la sororidad— lo hicieron en un encuentro pactado para un día que solo llega cada cuatro años, el 29 de febrero, durante su primera exposición, en un estudio ubicado en el norte de la ciudad.


Inteligencia artificial

El sesgo de género se infiltra en los algoritmos

Leer más

El montaje dio cuenta del trabajo logístico, así como de investigación y creatividad, de las más de 30 personas —entre artistas y gestoras— que se movilizaron durante un mes y medio para llevar adelante esta puesta en escena que integró disciplinas como las artes visuales, la fotografía, la ilustración, el performance, la poesía, la música y el tarot terapéutico, y que buscó generar una reflexión, entre otros temas, sobre la violencia machista.


libros-feministas

Cinco libros para comprender de qué hablan las feministas

Leer más

La tarde del viernes, cuando se encontraban ultimando detalles para la instalación, Tanús y Vera —quienes estudian Ciencias Sociales y Producción Cultural y Gestión de Medios en Argentina, respectivamente— contaron a EXPRESO cuáles fueron las experiencias que las motivaron a desarrollar un evento en el que el arte estuvo al servicio de la causa feminista y que planean replicar el próximo año.  


grupos feministas manifestaciones guayaquil

“El Estado opresor es un macho violador”: Feministas protestaron en Guayaquil

Leer más

La idea empezó en Buenos Aires, cuando ambas planeaban sus vacaciones en Guayaquil. “Sabíamos que queríamos hacer un encuentro cultural, que queríamos hablar de ciertos temas; pero hubo un par de eventos en Argentina, en cuanto al movimiento feminista, que nos marcaron bastante”, comentó Vera.

“Nos hicieron ampliar la perspectiva en cuanto a lo que implica un espacio de encuentro entre personas; es decir, está el disfrute, el venir a apreciar una obra de arte, pero también hay otros temas importantes de los que hablar (…) Queríamos venir como con mucha fuerza, con un evento que sea solo de eso, con datos”, agregó.   


Ilustraciones sobre Ingrid Escamilla, víctima de femicidio en México. Febrero 2020. Cortesía.

#JusticiaParaIngrid: Ilustradoras retratan (con amor) a Ingrid Escamilla tras filtración de imágenes

Leer más

Tanús, de 19 años, otra de las gestoras del proyecto —que se realizó en colaboración con Sinestesia— coincidió con su compañera al decir que buscaban crear un espacio para compartir y disfrutar, pero también uno para dialogar sobre “todas estas cuestiones que nos atravesaron viviendo allá, que fue netamente la lucha feminista y toda la seguridad que nos aportaba y todas las respuestas no empezó a aportar y comprender la lucha, que es afectiva, y empezar desde ahí, desde la sororidad”. 

Y es que para Tanús, quien además participó como poeta y fotógrafa en la muestra, las mujeres en Ecuador están permanente en resistencia: al sistema patriarcal, a una realidad en la que “nos matan, en la que nos violan, en la que caminar en la calle es valentía, mas no libertad”, unas problemáticas que se abordaron ampliamente en la exposición.

“Si realmente puedes empatizar con lo que está pasando,  son razones obvias por las que estamos luchando; yo creo que una vez que nos sacamos el chip, que nos ponemos este lente, no es que somos otra persona solo vemos bien”, señaló Tanús, quien cree que el arte es una herramienta clave para alcanzar los cambios sociales a los que apunta el feminismo.