Preparando a la industria de la tecnología Blockchain para la próxima ola de adopción

0
79



¿Quién sabe qué es lo responsable del actual mercado alcista? Podría ser el próximo halving, podría ser el debut de la Chicago Mercantile Exchange con opciones de criptomonedas de grado institucional, o incluso podría ser el coronavirus. Cualquiera que sea la razón, parece seguro decir que el cripto invierno ha quedado atrás. Si esta tendencia continúa, será sólo cuestión de tiempo antes de que empecemos a ver una nueva ola de adoptadores, deseosos de capitalizar el crecimiento de las criptomonedas mientras florece en una nueva estación.

Es justo decir que la escena de la criptografía ha evolucionado significativamente desde el último gran auge a finales de 2017. En ese momento, Binance era todavía una startup, había muchas menos formas para cambiar a dinero FIAT y la liquidez era un desafío importante. Hoy en día, es una historia diferente. Los recién llegados a las criptomonedas tienen muchos más puntos de entrada, y la afluencia de comerciantes institucionales y profesionales significa que la mayoría de las monedas de alto rango disfrutan de una gran liquidez.

Los mismos viejos problemas de tecnología

Desafortunadamente, no hemos visto la misma rápida evolución desde el punto de vista tecnológico. Si miramos las clasificaciones de las criptomonedas desde diciembre de 2017, el mes en que Bitcoin (BTC) alcanzó su máximo histórico, las monedas de mayor rango son aproximadamente las mismas hoy que entonces.

Ha habido algunos desarrollos incrementales. Bitcoin ahora maneja el mismo volumen de transacciones que en el pico de la burbuja de 2017, pero sin las exageradas comisiones de más de 50 dólares que se cobraban por las transacciones en ese momento. Sin embargo, todavía carece de los fundamentos en términos de velocidad y escalabilidad para convertirse en un medio de intercambio diario.

Relacionado: El estallido de la burbuja de Bitcoin: Una autopsia

En 2017, el Ethereum (ETH) era la segunda moneda de curso y la plataforma de desarrollo de contratos inteligentes más popular, y ambas premisas siguen siendo válidas hoy en día. Desafortunadamente, los desafíos de escalabilidad de Ethereum de 2017 también siguen vigentes hoy en día. El incidente más famoso que ilustra la falta de capacidad de la plataforma fue CryptoKitties.

En el momento más álgido del auge de las criptomonedas, en diciembre de 2017, la locura por los gatos digitales sextuplicó el volumen de transacciones de Ethereum, lo que provocó una congestión de la red y un aumento de las tarifas de transacción para todos los usuarios. El incidente incluso resultó ser lo suficientemente significativo como para aparecer en los titulares de los medios de comunicación principales.

Ahora, Ethereum se enfrenta a problemas similares debido a los volúmenes de transacciones de stablecoins en su red. Tether (USDT) es ahora la criptomoneda más negociada por volumen, superando incluso a Bitcoin. Tether empezó a envolver sus tokens- es decir, a emitir USDT basado en el Ethereum – a principios de 2018, y ha ido aumentando la cantidad emitida con el tiempo. En julio de 2019, el volumen de transacciones de USDT basado en ETH superó por primera vez al de USDT. Para septiembre, había más de cuatro veces y media más transacciones de USDT basados en ETH que de USDT.

Al igual que en el caso de CryptoKitties, el fuerte aumento del volumen de transacciones del USDT basado en Ethereum provocó la congestión de la red y el aumento de las tarifas de transacción. Una estimación calculó que las transacciones de Tether por sí solas atraían 21.000 dólares en honorarios de transacción por día, y todos los usuarios vieron un aumento del 152% en los precios del gas en comparación con los tres meses anteriores.

La centralización no es la respuesta

Nadie sabe si Bitcoin y Ethereum continuarán dominando el espacio de la tecnología Blockchain en el futuro. La largamente prometida actualización de ETH 2.0 podría estar todavía a años de aplicarse. Sin embargo, Ethereum sigue siendo un punto focal para los desarrolladores debido a su zumbante ecosistema de aplicaciones descentralizadas, o DApps, que proporcionan una gran cantidad de valor a las comunidades de las criptomonedas y Blockchain.

Así que, al menos a corto plazo, necesitamos un remedio para estos retos de escalabilidad. EOS, Tron y otras Blockchain afirman haber encontrado este remedio en forma del algoritmo delegated proof-of-stake (dPoS), Prueba de Participación Delegada en español. El problema con el dPoS es que resuelve la escalabilidad a expensas de la descentralización, y a su vez, la seguridad de la red.

Sigue leyendo: La historia y la evolución de la prueba de participación (PoS)

Aquí es donde entran en juego los puentes interoperables. Hay muchas Blockchains que son más rápidas que Ethereum y Bitcoin pero no tienen el mismo número de usuarios, lo que las hace menos deseables como plataformas de desarrollo. Sin embargo, los puentes permiten a los desarrolladores de Ethereum o de otras Blockchains más lentas aprovechar la velocidad y la capacidad de procesamiento de sus primos más rápidos.

Cómo funcionan los puentes

Un puente permite que cualquier token de una Blockchain pase a otra Blockchain para ser procesada. Un protocolo “burn-and-mint” (quemar y acuñar) mantiene el suministro de tokens constante a través de ambas redes, lo que significa que el token podría cruzar el puente varias veces sin ningún impacto en el suministro circulante.

Los nodos supervisan el tráfico del puente de forma similar a los mineros en el algoritmo de prueba de trabajo. Las transacciones del puente suelen agruparse en bloques, validadas por los nodos, y se envían a cada Blockchain para mantener registros de los movimientos de los tokens. Los nodos reciben incentivos por su participación con recompensas.

Suponiendo que las dos Blockchains involucradas en un puente estén descentralizadas, la escalabilidad no tiene por qué venir con el costo de la centralización. Además, la solución funciona en beneficio de todos los participantes de la red. Si las transacciones en USDT se procesaran a través de un puente interoperable con una Blockchain de alta velocidad, los usuarios de USDT se beneficiarían de un procesamiento mucho más rápido y de tarifas más bajas, ambas características importantes para los traders activos, que constituyen una gran proporción de los usuarios de USDT.

Esto liberaría la capacidad de procesamiento y reduciría las tarifas en la red de Ethereum, convirtiéndola en un lugar más deseable para los desarrolladores y los usuarios. Los desarrolladores de DApp también podrían utilizar el puente para ofrecer a sus usuarios la misma experiencia súper rápida y de bajo costo. Los nodos tendrían también una nueva oportunidad de obtener ingresos al participar como validadores de transacciones puente, lo que se alinea con el equipo informático y las actividades de validación que ya están realizando.

Tal vez lo mejor sea que ninguno de esos beneficios se produzca a expensas de dañar el ecosistema existente de Ethereum. Si bien la tan esperada actualización todavía puede materializarse y permitir una versión más rápida y escalable de Ethereum, los puentes proporcionan una solución muy necesaria mientras tanto sin ningún tipo de solución de compromiso.

La interoperabilidad de las Blockchains está todavía en su infancia. Wanchain fue el primero en lanzar un puente entre Bitcoin y el Ethereum en 2018, pero aún no ha sido adoptado de forma generalizada. El Puente Syscoin siguió en enero de este año, trayendo su arquitectura Z-DAG de alto rendimiento a Ethereum. Más recientemente, RSK anunció que había lanzado un puente que también funciona entre Bitcoin y Ethereum.

La historia nos dice que cada vez que los mercados de criptomonedas entran en una corrida alcista sostenida, el público en general se sienta y se da cuenta, lo que lleva a una mayor conciencia y adopción de la tecnología Blockchain. Gracias a los puentes interoperables, la siguiente oleada de adoptadores de criptomonedas tiene la oportunidad de disfrutar de una experiencia de usuario que no implica todos los problemas iniciales que sus predecesores soportaron.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son exclusivamente del autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Jagdeep (Jag) Sidhu es el principal desarrollador del núcleo y cofundador de la plataforma Syscoin. Como experto en tecnología Blockchain, Jag también se especializa en aprendizaje automático, inteligencia artificial, desarrollo cliente/servidor y sistemas distribuidos, con casi 20 años de experiencia en el desarrollo de software. Jag es licenciado en informática por el Instituto de Tecnología de Columbia Británica, con especialización en inteligencia artificial y procesamiento de imágenes digitales y especialización en computación cliente/servidor.