Preguntas sobre BCH: ¿Cómo recuperarse después de un hackeo por 30 millones y del impuesto a la minería?

0
77



Cada token de criptomoneda comanda un pequeño ejército de feroces partidarios. Para muchos, la única criptomoneda que merece un apoyo tan firme es Bitcoin (BTC). Pero, ¿qué es realmente Bitcoin, cuál es su propósito, y cómo puede optimizarse totalmente?

La división entre los que intentan responder a estas preguntas llevó a la creación de Bitcoin Cash (BCH), la rama más exitosa de Bitcoin. Si bien para algunos BCH ha sido la respuesta a los problemas de las criptomonedas, la moneda ha tenido algunos problemas significativos propios en los últimos meses. Desde un hackeo multimillonario hasta un nuevo impuesto por minería, BCH está dividiendo su comunidad como nunca antes.

Bitcoin Cash: Divisor por naturaleza

Bitcoin, en su forma original, fue inventado por una misteriosa figura conocida solo como Satoshi Nakamoto. Su creación pasó de ser un ambicioso proyecto que se susurraba en círculos libertarios y de codificadores entusiastas a la industria financiera mundial por derecho propio. Pero mientras Bitcoin se estaba desarrollando, aparecieron discusiones sobre la dirección en la que estaba creciendo, y sobre los parámetros fundamentales de la tecnología.

La escalabilidad es una de las cuestiones más fundamentales para cualquier criptomoneda. Aunque Bitcoin es la mayor y más conocida criptomoneda, todavía lucha con los mismos problemas de escalabilidad. El tamaño del bloque de Bitcoin se limitó a 1 megabyte, pero tal límite crea grandes retrasos en los tiempos de procesamiento de las transacciones, ya que reduce el número total de transacciones que se pueden llevar a cabo en cada bloque.

Aquí es donde entra en juego BCH. Los desarrolladores cambiaron el tamaño del bloque de 1 MB a 8 MB. Esperaban que esto aumentara el número de transacciones por segundo para rivalizar con los titanes del pago como PayPal y Visa. Pero, inevitablemente, surgieron diferencias filosóficas. El centro del problema se encontraba en lo que la gente considera el propósito de Bitcoin. Para aquellos que creen que Bitcoin es un almacén de valor, los tiempos de transacción más lentos no son un gran problema. Pero para aquellos que creen que Bitcoin es un intercambio de valor, reducir las velocidades de procesamiento y los costes, maximizando así la aplicabilidad práctica, es primordial.

En consecuencia, Bitcoin Cash fue iniciado en 2017 por Roger Ver. Un rápido vistazo a través de Crypto Twitter revela que el vehemente desacuerdo entre los dos sectores de Bitcoin sigue siendo muy frecuente. Pero la disputa no se limita a la naturaleza central de Bitcoin. Los nuevos proyectos de criptomonedas no solo se enfrentan a nuevos problemas de seguridad, sino también a los retos de estar a la altura de los ideales de sus creadores. Y, como han demostrado las últimas semanas, no es diferente para BCH.

Ver se involucra en el hackeo de BCH

Invertir en criptomoneda es notoriamente arriesgado. Aunque la seguridad ha avanzado a pasos agigantados, los inversores siguen corriendo un riesgo importante de ser hackeados. Dado que parece que casi todas las semanas se lleva a cabo un hackeo de alto perfil en el mundo de la criptomoneda, ni siquiera los inversores más experimentados están a salvo de los ciberdelincuentes. A principios de esta semana, BCH volvió a ser el centro de atención después de que un atacante robara 30 millones de dólares en criptomonedas de un prominente inversor en un hackeo de monederos.

Si bien los rumores sobre la víctima del multimillonario hackeo se extendieron inicialmente, una publicación ahora borrada en Reddit del 22 de febrero reveló que la víctima es Josh Jones, fundador de Dreamhost, la compañía de alojamiento web. Parece que el hacker comprometió la tarjeta SIM de Jones, pero aún no se sabe si fue el resultado de lo que se conoce como un “intercambio de SIM” (Sim Swap). En la publicación borrada de Reddit, Jones pedía ayuda, solicitando que los mineros de BCH no validaran las transacciones:

“Solo ha tenido 3 confirmaciones. Si algún minero o la comunidad puede ayudar de alguna manera, tengo las claves privadas. Ayuda, ayuda, ayuda… Una gran recompensa, obviamente”.

Los hackeos se producen con una frecuencia deprimente en el mundo de las criptomonedas. Pero cuando un ataque dirigido de este tipo se lleva millones de dólares en una de las más prominentes criptomonedas, llama la atención al más alto nivel, aunque quizás no por las razones obvias. En una entrevista exclusiva con Cointelegraph, parece que Ver vio el lado positivo de la mala fortuna de Jones:

“Aquí hay alguien que vale al menos 45 millones de dólares, y está eligiendo mantener la mayoría de eso en Bitcoin Cash, no lo que todo el mundo llama Bitcoin hoy en día. Por lo tanto, es un signo muy, muy alcista para Bitcoin Cash el hecho de que alguien con tanto dinero lo mantenga en Bitcoin Cash y no la misma cantidad en Bitcoin, BTC. Eso es algo muy, muy importante”.

De hecho, el entusiasmo de Ver se extendió más allá de su apoyo a Jones por haber mantenido una cantidad tan grande de BCH. Ver le dijo a Cointelegraph que el ataque podría tener implicaciones positivas para la criptomoneda, indicando que a pesar de la tragedia, su valor intrínseco es lo suficientemente alto como para atraer el interés criminal:

“El hecho de que los hackers estén dispuestos a robar Bitcoin Cash significa que es algo que vale la pena robar, que es algo valioso. Si no fuera valioso, no valiera la pena, los hackers no estarían intentando robarlo”.

Ver no fue optimista sobre la capacidad de Jones para recuperar los fondos robados. Ver admitió que pensaba que la imposibilidad de recuperación se debía a la naturaleza intrínseca de las criptomonedas. Respondiendo a una pregunta de Cointelegraph, Ver admitió que no hay nada que se pueda hacer:

“No, y ojalá, ojalá lo hubiera hasta cierto punto. Pero, por otro lado, ese es el objetivo de las criptomonedas, que las transacciones sean irreversibles.”

Aunque Ver no tenía palabras sabias para la víctima del ataque, inadvertidamente pareció dar al hacker consejos sobre cómo evitar eficazmente ser llevado ante la justicia:

“El hecho es que realmente no hay nada que nadie pueda hacer a menos que el hacker sea tan tonto como para depositar las monedas directamente en un exchange sin enviarlas a través de cualquier tipo de, ya sabes, herramienta de fungibilidad de cualquier tipo. Algo como, ya sabes, CoinShuffle o CashFusion en Bitcoin Cash. Hay un montón de herramientas geniales en Bitcoin Cash para habilitar eso. En este caso, es un poco triste que esas herramientas vayan a ser utilizadas para ayudar a un hacker”.

Los críticos de Twitter discuten las consecuencias para BCH

Dovey Wan, socia fundadora del fondo de activos en criptomonedas Primitive Crypto y ruidosa comentarista de Twitter, fue rápida al exponer sus opiniones sobre el hackeo multimillonario. La publicación de Reddit que Jones borró no escapó a la oportunidad de que el ojo de águila de Wan lo divisara y ésta lograra hacer una captura de pantalla. Wan adjuntó la publicación en un hilo, criticándolo por guardar una cantidad tan grande de criptomoneda en un monedero accesible por teléfono celular.

Pero los objetivos de la crítica puntual de Wan no se limitaban solo a Jones. Wan postuló que el hacker estaba probablemente en el proceso de dividir los fondos robados para hacerlos más fáciles de vender en los exchanges.

Wan, maximalista de Bitcoin, también pareció insinuar que el hackeo podría tener consecuencias nefastas para BCH, escribiendo que solo un “doble gasto puede ayudar a este pobre tipo ahora”. Wan también tuiteó que el hackeo, junto con una disputa no especificada entre Ver y el CEO de Bitmain, Jihan Wu, podría causar una “muerte lenta” para la criptomoneda.

¿La seguridad en la criptomoneda está a la altura?

El hackeo de BCH vuelve a poner el tema de la seguridad en primer plano. Parece que Wan criticó la naturaleza móvil del monedero de Jones, pero según el jefe del equipo de seguridad de Kaspersky, Pavel Pokrovsky, los monederos móviles no son intrínsecamente riesgosos, sino que depende de la implementación:

“Normalmente, los monederos desarrollados por grandes empresas relacionadas con criptomoneda que han pasado las evaluaciones de seguridad pueden considerarse más confiables en comparación con los monederos desarrollados por individuos. Muy a menudo lidiamos con casos de usurpación de identidad o phishing, cuando las aplicaciones para los monederos se desarrollan específicamente con el propósito de robar fondos. También se producen ataques dirigidos, aunque no están relacionados específicamente con los monederos móviles”.

Aunque Pokrovsky no cree que la naturaleza móvil del monedero sea la culpable del hackeo, admitió a Cointelegraph que el hackeo de BCH era inusual, añadiendo: “Esta situación debería ser evaluada más profundamente. Por ejemplo, este podría ser un caso en el que los fondos se almacenaron en un monedero abandonado o fueron objeto de un ataque dirigido”. Pokrovsky explicó a Cointelegraph que Jones pudo haber sido el objetivo de los hackers debido a que su tarjeta SIM podría haber estado comprometida:

“En este caso, algunas fuentes afirman que se llevó a cabo un intercambio de SIM. Así que, si este es el caso, lo más probable es que la víctima fuera objeto de un ataque dirigido. Alguien sabía que su monedero estaba conectado a un número de teléfono específico y organizó el fraude con el intercambio de SIM. Entonces, si esto es cierto, podría haberse evitado fácilmente guardando los fondos en un almacenamiento fuera de línea, por ejemplo, en un monedero en papel o paper wallet”.

Aunque se están haciendo esfuerzos en todo el sector para aumentar la seguridad, las habilidades de los ciberdelincuentes se adaptan continuamente. Pokrovsky dijo a Cointelegraph que en virtud de su naturaleza digital y mientras las criptomonedas sigan creciendo en valor, se enfrentarán a muchos de los mismos problemas de seguridad que la industria financiera convencional. A pesar de los desafíos de seguridad en todo el sector, Pokrovsky cree que BCH no es más fácil de robar que otras criptomonedas:

“BCH se basa en los mismos principios que BTC. El elemento más vulnerable sigue siendo un humano. En este caso, si se tratara de un fraude relacionado con la SIM, podría haber sido cualquier criptomoneda: BTC, ETH, etc.”

El recaudador de impuestos se avecina

Se dice que solo dos cosas están garantizadas en la vida: la muerte y los impuestos. Aunque es probable que los inversores de BCH vivan para ver otro día, el recaudador de impuestos llegó antes de lo esperado. El mes pasado, las principales personalidades de BCH, incluyendo a Jihan Wu y Roger Ver, propusieron un impuesto por la minería del 12.5% a la comunidad.

Publicado el 22 de enero, el “plan de financiación de infraestructura” prevé que un porcentaje de las recompensas por minería vayan a una entidad con sede en Hong Kong. Las entidades cofirmantes representaban el 27% de las tasas de hash. El aspecto más controvertido de la propuesta era su intención de “dejar huérfanos” a los mineros que no cumplieran con las normas, retirando los bloques de la cadena.

Los planes para el impuesto rápidamente atrajeron las críticas de algunos individuos de alto perfil. Brad Mills, un comentarista de la criptomoneda y socio de Xsquared Ventures, pareció echar la culpa a Ver y acusó a BCH de varios defectos —incluyendo la falta de descentralización y seguridad— en un tuit del 23 de enero:

“Hace [un par de meses] Roger anunció un enorme fondo de BCash. Sabía que había una trampa. ¡Hoy, Roger puso un impuesto del 12.5% sobre BCH! Roger se ha convertido en todo aquello y hasta peor de lo que acusó a Blockstream durante 2016/2017. Impuestos, puestos de control, EDA, centralizado, ataque del 51%. BCH NO es Bitcoin”.

Solo cuatro días después, Ver se desvinculó de la controvertida iniciativa fiscal en una declaración publicada en Bitcoin.com, en la que rechazaba rotundamente el impuesto propuesto hasta que se hicieran cambios fundamentales: “Tal y como está ahora, Bitcoin.com no apoyará ningún plan a menos que haya más acuerdo en el ecosistema de tal manera que el riesgo de una ruptura de la cadena sea insignificante”.

Aunque Bitcoin.com reconoció la reacción visceral de los miembros de la comunidad, la publicación insinuaba que, en algún momento, habría que hacer cambios: “La financiación de los desarrolladores es un tema importante a resolver y que un mecanismo de financiación adecuado ayudará a Bitcoin Cash a seguir creciendo como un dinero rápido y fiable para el mundo”. La publicación concluye con un llamamiento a la flexibilidad sobre cómo llegar a una conclusión efectiva y permanente:

“Una propuesta permanente sería, en efecto, una carta blanca para el desarrollo e incentivaría el ‘desarrollo por el bien del desarrollo’, lo que frustraría el propósito de la recaudación de fondos […] para crear dinero digital rápido y fiable sobre un protocolo Bitcoin estable, en gran parte inalterable y económicamente racional”.

¿Dejando la zona roja?

Ha sido un mes tumultuoso para los inversores en la comunidad de BCH. El token está firmemente en rojo, aunque esto podría atribuirse en parte a la inestabilidad que se está observando actualmente en los mercados mundiales debido a los efectos del coronavirus a nivel global.

La comunidad podría haber obtenido una pequeña victoria después de que Ver bajara el impuesto por la minería, pero leyendo entre líneas, parece que tendrá que haber un cambio para abordar las cuestiones relativas al acuerdo sobre el ecosistema.

Independientemente de si el hackeo de 30 millones de dólares estaba específicamente dirigido a BCH o al propio Jones, la fe en el token se ha visto algo sacudida y es probable que haya jugado un papel en la caída del precio del 23% que la moneda tuvo esta semana (al cierre de la edición). Análisis recientes han demostrado que los alcistas intentarán llevar el token a 360 dólares, pero está por verse si éstos pueden tener éxito y si los inversores son capaces de poner su confianza una vez más en la criptomoneda en conflicto.

No dejes de leer: