Empresa que fue cancelada por el CNE para la compra de servidores denunció su caso ante el CPCCS

0
77


Quito –

Hasta el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) recurrió la empresa Constecoin S. A., para informar sobre la compra de servidores tecnológicos que el Consejo Nacional Electoral (CNE) rechazó a inicios del año pasado.

Constecoin planteó en enero pasado un juicio contencioso administrativo subjetivo en el Tribunal Contencioso Administrativo, en contra de la presidenta del Consejo, Diana Atamaint, después de que ella terminó unilateralmente un contrato para la compra de infraestructura tecnológica por un valor de $1 470 000, por una denuncia anónima que se presentó en el Servicio de Contratación Pública (Sercop).

La empresa acudió hasta el CPCCS para dar a conocer su caso, que se había registrado como una denuncia sobre lo encontrado en el contrato.

Según se conoció, el Consejo de Participación lo derivó hasta la Contraloría General del Estado para su trámite.

Sin embargo, la entidad de control ya emitió un informe con observaciones sobre el proceso de contratación, en las que incluso se señala que la “presidenta del CNE”, junto a los miembros de la Comisión Técnica del Consejo, que estaba a cargo de efectuar la adquisición, la coordinadora de Asesoría Jurídica y la directora de Asesoría Jurídica “inobservaron las normas de control interno”, relacionadas con la supervisión.

Constecoin intentó entregar los equipos al CNE, pero ahí no los recibieron, ni tampoco se les había pagado.

En medio de esto, Atamaint anuncia que se hará una reingeniería del sistema informático para las elecciones presidenciales y legislativas del 2021, en la que se prevé comprar 35 servidores informáticos, similares a los que se pidió a Constecoin.

La presidenta ha evitado dar detalles de la demanda. Días atrás alegó que no ha sido “notificada” del caso. (I)