Se reinstala en día once de audiencia el caso Sobornos 2012-2016

0
95



Quito –

Una vez el Tribunal de Juzgamiento del caso Sobornos negó la noche del jueves el ingreso de dos pruebas nuevas solicitadas por Fausto Jarrín, abogado del expresidente procesado Rafael Correa, la mañana de este viernes esa defensa continuará con la presentación de su prueba pericial, testimonial y documental.

En la jornada número once de esta diligencia en la que se analiza la acusación de cohecho contra once exfuncionarios públicos y diez empresarios, evacuaron su prueba anunciada las defensas del exlegislador Christian Viteri, de la actual asambleísta independiente Viviana Bonilla y del empresario Édgar Salas.

También era el turno de la defensa del exvicepresdeinte Jorge Glas, Harrison Salcedo, para exponer sus pruebas, pero debido a que él solicitaba la presencia de más de 100 testigos, los mismos que no estaban en la sala, esa presentación quedó suspendida hasta el próximo lunes por orden del Tribunal.

En esta caso el Tribunal, presidido por el juez Iván León, señaló que en aras de precautelar el derecho a la debida defensa es necesario que se notifique a los testigos y que estos sean acompañados de la fuerza pública para que comparezcan a la sala de audiencias de la Corte Nacional de Justicia el próximo lunes 2 de marzo a las 08:30.

Tras dos deliberaciones, el Tribunal negó los pedidos de incorporar prueba nueva solicitados por la defensa de Correa: el primero trataba de incorporar un informe del Consejo Nacional Electoral que habla sobre el caso Arroz Verde, mientras que el segundo pretendía que se pericie un disco duro donde estaría el archivo original de los denominados archivos verdes.

Jarrín mantuvo en sus manos los resultados de una pericia externa que habrían realizado al disco duro, pero pedía antes de que se le dé paso a su pedido de que se ordene su pericia para saber su contenido y analizarlo.

Según Jarrín, el archivo que es parte del disco duro que le entregó una fuente, de la cual guardaba reserva, fue creado en 2016 y su última modificación fue en el 2018.

“Yo he planteado ante los jueces que eso determinaría dos cosas muy graves: primero que fue obtenida antes de la investigación y no es parte de esta investigación, por lo tanto la Fiscalía nos ha mentido; y lo segundo es que fue generado por un aparato de inteligencia, es generado con instrumentos que no tenemos los ciudadanos comunes en nuestras computadoras, es generado a través del ingreso de cierta información en programas especiales que tienen altísimos costos que se entregan o se venden a organismos de inteligencias relacionados a Gobiernos o Estados”, dijo Jarrín.

De su parte la Fiscalía, en un comunicado de prensa, de manera tajante la actuación de la defensa del exmandatario, de quien dijo ha pretendido violentar los principios de seguridad jurídica, debido proceso y lealtad procesal , tratando de introducir como “prueba nueva” un objeto informático “obtenido de manera ilícita e ilegal cuya fuente y tratamiento de cadena de custodia son desconocidos”.

Jarrín señaló que un informe con los resultados de la pericia realizada al disco duro que mantienen ya fue entregado el 14 de febrero pasado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y también a los derechos humanos en Ginebra, Suiza. (I)