La Unión Europea acepta pactar con Reino Unido

0
78



Tras un primer intento fallido, los ministros de Asuntos Europeos de la Unión Europea, aprobaron ayer, el mandato para negociar la futura relación comercial con el Reino Unido tras el “brexit”.

Previamente, los embajadores de los países de la UE dieron luz verde para que la Comisión Europea negocie con el Reino Unido y la aprobación por parte de los ministros fuera solo un trámite formal.

En la propuesta de documento lanzada por la Comisión, Bruselas ofrecía al Reino Unido un acuerdo comercial sin aranceles ni cuotas para todos los bienes que entren en el mercado único y se subrayaba la necesidad de mantener la igualdad de condiciones entre las dos partes.

La versión definitiva aprobada ayer, sigue apostando por establecer una asociación económica con el Reino Unido “ambiciosa, equilibrada y que cubra múltiples áreas, siempre que haya garantías suficientes para la igualdad de condiciones”, de forma que se garantice la competencia abierta y justa.

La organización señaló que aspira a pactar un acuerdo de libre comercio con los británicos que no fije aranceles ni cuotas a los bienes que entren en el mercado europeo, y que incluya mecanismos de gestión y supervisión, así como de resolución de disputas.

Pero no todo marcha sobre ruedas. El documento afirma que los servicios audiovisuales quedarán excluidos de la asociación económica, así como los relativos a la pesca, que se debatirá de manera independiente y debería quedar listo en julio de este año.

El texto contiene, además, aspectos relacionados con comercio digital, propiedad intelectual, contratación pública, movilidad, transporte, energía, protección de datos personales, seguridad y cooperación judicial, y política Exterior y de Defensa, que deberán ser analizados por los británicos.

Por último, se recalca que el mandato negociador no afecta al territorio de Gibraltar, pues la negociación sobre el peñón se realizará de forma separada y paralela a las conversaciones principales.

Se prevé una negociación tensa, pero que deberá llevarse a cabo a como dé lugar. Según un estudio reciente de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (CNUCED), un brexit sin acuerdo podría representar pérdidas de hasta $ 32.000 millones para Reino Unido, equivalentes al 14 % de las exportaciones británicas a la UE.

La Comisión Europea indicó que la fecha de inicio de las mesas de negociación se deberá pactar, pero que empezarán el próximo mes.

Una difícil traba ‘cultural’

El Museo Británico, una de las instituciones culturales más importantes del mundo, se podría convertir en una de las trabas de la negociación entre la UE y Reino Unido. Esto, porque el documento propuesto por la organización, indica que se deberá negociar “cuestiones relacionadas con la devolución o restitución a sus países de origen, de objetos culturales extraídos de forma ilegal”.

El Museo Británico, inaugurado en 1753, cuenta con aproximadamente ocho millones de artefactos, entre ellos los frisos del templo griego Partenón que Grecia ha solicitado de regreso en varias ocasiones.

Al igual que ese país, Italia, España y Chipre han insistido que la devolución de los objetos sea obligatoria dentro de la negociación.