Medio español revela que Pablo Iglesias y Rafael Correa se reunieron en Madrid para tratar de frenar la extradición de Pablo Romero

0
102



En medio de las tensiones que hay en España porque su vicepresidente, Pablo Iglesias, fue nombrado para formar parte de una comisión gubernamental en la que se presenta información sensible relacionada a los países miembros de la OTAN, un medio reveló que el líder de Podemos y el expresidente ecuatoriano Rafael Correa se reunieron a mediados del 2019 en Madrid para intentar frenar la extradición a Quito de Pablo Romero Quezada, uno de los acusados en el secuestro del político Fernando Balda y exsecretario Nacional de Inteligencia.

Los servicios de inteligencia de España temen que los aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) dejen de compartir datos de seguridad con la nación ibérica en caso de que Iglesias -designado por el presidente de Gobierno español Pedro Sánchez- llegase a formar parte de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia, reveló este martes el medio Ok Diario, cuyo director es el periodista Eduardo Inda, antes Adjunto al Director del diario El Mundo y Director de Marca.

Pero precisamente sus vínculos con los gobiernos de Ecuador, Venezuela, Bolivia e Irán le impedirían a Iglesias formar parte de dicha instancia de seguridad internacional.

La publicación explica que antes de tener acceso a documentos confidenciales, Iglesias deberá llenar un formulario de seguridad del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) denominado ‘Declaración Personal de Seguridad’ (DPS-101). Y anticipa que la pregunta más crítica para el líder de Podemos se encuentra en el punto 6.3 de ese documento, donde pide al candidato a integrar la comisión que describa “las relaciones o trabajos con personas de países que no sean miembros de OTAN, de la Unión Europea o con gobiernos y servicios de inteligencia extranjeros”.

Iglesias y Correa trataron de frenar la extradición de Pablo Romero

Siguiendo las exigencias de la OTAN y del CNI, si Iglesias quiere acceder a información sensible deberá explicar cuáles fueron sus relaciones con el Gobierno ecuatoriano de Rafael Correa y si ha realizado alguna gestión para él. Y es aquí donde Ok Diario revela uno de sus últimos encuentros.

Por ejemplo, el vicepresidente español debería explicar a los servicios de inteligencia su cena en un restaurante de la Gran Vía de Madrid, en 2019, con Rafael Correa, se indica. Un reservado encuentro entre ambos, desvelado por OK Diario, en el que se afirma que Iglesias y Correa pactaron una ‘hoja de ruta’ para tratar de frenar la extradición a Quito de Pablo Romero Quezada, jefe de los servicios secretos ecuatorianos entre 2012 y 2014, acusado del secuestro al político ecuatoriano Fernando Balda en Colombia.

“Iglesias y Correa mantuvieron un encuentro privado para tratar el asunto de la extradición en una visita a Madrid que realizó el expresidente en junio de 2019. Los dos políticos populistas cenaron en un restaurante próximo a la Gran Vía y a la sede de Podemos, en la calle Princesa”, dice Ok Diario. “El tema estrella de la velada fue la paralización a toda costa de la entrega a Ecuador de Romero, que ya había sido aprobada por la Audiencia Nacional el 14 de enero de aquel año y que los abogados de Podemos habían logrado retrasar tras solicitar su asilo político en España”.

Citando fuentes de la investigación, agrega que “Correa mantuvo también un encuentro secreto con Romero en un apartamento turístico del centro de Madrid”… “Los agentes policiales seguían de cerca al ex jefe del espionaje (Pablo Romero) para impedir su huida de España”.

Sin embargo, los meses de julio y agosto no fueron un semillero de buenas noticias. Primero, la Comisión Interministerial de Asilo y Refugiados del Ministerio del Interior denegó la petición de asilo. Un mes después, la Audiencia Nacional emitía una nueva orden de busca y captura y el ingreso en prisión de Romero, según el auto, “ante los datos aportados por el informe de la Consejería de Interior de la Embajada de España en Quito”. Y, por último, Sánchez convocó el 1 de octubre de 2019 unas nuevas elecciones generales para el 10 de noviembre tras no llegar a un acuerdo político con Podemos.

Pero, contra viento y marea, los abogados de Podemos lograron paralizar la encarcelación y la extradición de Romero, que quedaba pendiente del Consejo de Ministros del nuevo Gobierno que saliera de las elecciones de noviembre.

Dice Ok Diario que el gobierno de Pedro Sánchez ordenó la extradición el pasado 4 de febrero y que “el plan de Iglesias y Correa no prosperó por la actuación impecable de la Audiencia Nacional que movió ficha con rapidez, decretando su ingreso en prisión a fin de evitar otro caso como el de Hugo Carvajal, el ex jefe de los servicios secretos chavistas que se dio a la fuga cuando el Consejo de Ministros autorizó su extradición a Estados Unidos.

Romero Quezada, finalmente extraditado hace una semana, es una figura controvertida tanto para Iglesias como para Correa, dice Ok Diario. “Para el primero, su extradición podría hacer aflorar datos de la financiación bolivariana de su partido, que recibió fondos de Ecuador, Bolivia y Venezuela, entre otros países del entorno chavista, mientras que para el segundo podría suponer que se destapen varios episodios de corrupción que afectan al expresidente ecuatoriano”.

La publicación recuerda que Iglesias también está vinculado con el llamado Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG), la organización surgida en Ecuador durante el mandato de Correa y que ahora está siendo investigada por el Tribunal Supremo de Venezuela. Un centro de pensamiento al que se investiga por pagos a Podemos y del que el actual vicepresidente fue profesor invitado.

Los pagos de Venezuela

Iglesias también deberá explicar a la Oficina Nacional de Seguridad (que es quien investiga al candidato y emite finalmente la habilitación) cuáles han sido sus vínculos con el régimen chavista de Venezuela. Si se ha reunido con personas relacionadas con ese Gobierno, si ha realizado trabajos para ellos o si le han ofrecido alguna vez dinero a cambio de favores o gestiones concretas. Cualquier conferencia, cualquier contacto telefónico. Todo.

Deberá dar cuenta también del episodio de las Islas Granadinas, el paraíso fiscal en el que una cuenta en el banco Euro Pacific a nombre de Iglesias recibió 272 325 dólares procedentes del régimen de Nicolás Maduro en un momento clave de la formación de Podemos. Una información revelada por OK Diario y por la que Iglesias perdió dos veces su demanda contra el periódico y su director, Eduardo Inda, por revelar el depósito del Gobierno de Maduro en Granadinas.

En su comunicación con el CNI Iglesias también deberá mencionar sus trabajos con la Fundación CEPS, de cuyo patronato formaban parte los principales fundadores de Podemos: Pablo Iglesias, Iñigo Errejón y Carolina Bescansa. El embrión de Podemos recibió por aquellos encargos 7,7 millones de euros, que sirvieron para financiar la puesta en marcha de la formación política.

La Bolivia de Evo Morales

Al CNI también deberá remitir Iglesias información sobre sus relaciones con la Bolivia del expresidente Evo Morales. Un Gobierno que apostó económicamente por Podemos antes incluso de su fundación. La financiación boliviana de Podemos está siendo investigada actualmente por la Fiscalía del país andino, que incluso ha mostrado su intención de citar a declarar al vicepresidente Iglesias.

En esa declaración tampoco podrá faltar, por ejemplo, la información referente a su visita -acompañado de la ministra Irene Montero– a La Paz para entrevistarse en persona con Evo Morales en noviembre de 2017.

Su relación con Irán

Teherán ha sido un firme aliado de Iglesias desde años antes de la fundación de Podemos. El vicepresidente no ocultaba en público estos apoyos, incluso los defendía ante quien ponía en tela de juicio las contradicciones derivadas de estas relaciones entre un partido de extrema izquierda y un régimen teocrático en el que, por ejemplo, la homosexualidad está penada con la muerte.

“A los iraníes les interesa que se difunda en España un discurso de izquierdas porque afecta a sus adversarios. ¿Lo aprovechamos o no lo aprovechamos? Para mí quien haga política tiene que asumir cabalgar contradicciones”, aseguró Iglesias en 2014 durante un acto de la Unión de Juventudes Comunistas de Aragón.

Iglesias deberá rendir cuentas por los años de trabajo para Hispan TV, una cadena de televisión fundada por Irán y financiada con dinero público en la que el ahora vicepresidente presentó el ya popular programa ‘Fort Apache’. De hecho, en ese formulario de la ‘Declaración Personal de Seguridad’ también se exige incluir todos los trabajos realizados para empresas extranjeras. (I)