Estudiantes secundarios plantean ciclo básico de tres meses para ingreso a universidades

0
84



Quito –

Los estudiantes secundarios agrupados en la Federación de Estudiantes Secundarios del Ecuador (FESE), presentaron a través del legislador, Raúl Tello (BADI), un proyecto de Ley que propone un ciclo básico común de tres meses para los aspirantes a un cupo en las universidades.

Los estudiantes insisten en la eliminación del examen “Ser Bachiller”, como requisito previo para acceder a un cupo en las universidades. Para ello, plantean cuatro reformas a Ley Orgánica de Educación Superior (LOES).

Tello explicó que la propuesta recoge lo que dispone el artículo 356 de la Constitución, donde se determina que el ingreso a las instituciones públicas de educación superior se regulará a través de un sistema de nivelación y admisión.

Por ello, proponen que en el ámbito de la nivelación las universidades realicen un ciclo básico común de tres meses para todos los aspirantes, donde se impartirá asignaturas vinculadas a las áreas del conocimiento y materias generales relacionadas con la carrera a la cual postula el estudiante.

Este ciclo básico común tendrá una duración de al menos tres meses, representará el 80% de la nota para acceder a una universidad.

En el proceso de admisión, en cambio, se aplicará un test que medirá habilidad y destrezas en el campo del razonamiento crítico, tendrá un valor del 20% de la nota y para acceder a la universidad.

Estos procesos de nivelación y administración se aplicarán, según la propuesta, en todas las universidades, escuelas politécnicas. Institutos superiores técnicos y tecnológicos, y serán gratuitos.

El legislador que auspicia el proyecto comentó que con esta propuesta se elimina la prueba Ser Bachiller, pues los procesos de nivelación y admisión no estarían a cargo del Instituto Nacional de Evaluación, sino de las universidades.

En la exposición de motivos del proyecto, se destaca que según los datos de Ineval, entre el segundo semestre de 2012 y el 2019, unos 2’241.732 estudiantes rindieron el examen de acceso a la universidad, pero las universidades solo han asignado 1’197.451 cupos; es decir, que al menos el 40% de los aspirantes no accedieron a la educación superior.

Además, el 60% de los aspirantes que rindieron pruebas en el segundo semestre de 2019 corresponden a jóvenes relegados de procesos anteriores.

En la exposición de motivos del proyecto se señala que el examen Ser Bachiller ha profundizado las diferencias en el sistema educativo, pues en dominio matemático en las instituciones municipales y particulares alcanzaron promedios de 810, que es satisfactorio; en tanto, que la educación fiscomisional y fiscal, en promedio obtuvieron puntajes menores a 799 puntos sobre 1000.

Por ello, cuestionan que la actual Senescyt y el Ineval, hayan reducido al sistema de nivelación y administración de ingreso a las universidades en una prueba estandarizada llamada Ser Bachiller, que a criterio de los estudiantes bachilleres es discriminatorio y excluyente que agrede a la diversidad, pues evalúa a todos por igual, ignorando las inteligencias múltiples y las diferencias de fondo que pesan dentro del sistema educativo.

La Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Asamblea, el pasado 24 de enero, solicitó al presidente de la República, Lenin Moreno, que declare en emergencia nacional al sistema de educación, además aplique medidas de sanción a los responsables de posible delitos en el marco de la aplicación del examen, derivados de filtraciones y violación de los sistemas de seguridad.

El proyecto del Ley pasará a conocimiento de la Unidad Técnica Legislativa previo a su calificación en el Consejo de Administración Legislativa (CAL). (I)