De Guatemala a Guatepeor

0
82


En 1968, el 1 de septiembre, el Dr. José María Velasco Ibarra designó al Dr. Jorge Zavala Baquerizo como embajador itinerante. La razón para tal designación, según el Dr. Velasco fue: “para mí, un vicepresidente es un conspirador a sueldo…”. Salvo honrosas excepciones contadas con los dedos de mano “mocha”, como dirían en el campo, la historia le ha dado la razón al Dr. Velasco.

Hago remembranza de dicho acontecimiento histórico para referirme a las expresiones vertidas por el presidente de la Conaie en la hermana República de Guatemala, de donde él y su comitiva fueron expulsados “por estar incitando los ánimos, haciendo trabajo político, violando leyes migratorias e intromisión en asuntos internos”, según el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei.

La expresión de Vargas a la que me refiero es: “No somos como cualquier ciudadano ecuatoriano, soy el presidente de la Conaie, que es como el segundo mandatario del país”.

Imperdonable confusión del dirigente indígena, con lo cual, ante los hechos de octubre, cobra vigencia la frase de Velasco Ibarra, cuando dicho sujeto convencido al parecer de ser el segundo mandatario, hacía el llamado a las Fuerzas Armadas a “retirarle el apoyo al patojo de…”, refiriéndose al presidente Moreno. He ahí al conspirador, al parecer ignorante de que el inciso segundo del artículo 141 de la Constitución vigente, reserva tal honor al vicepresidente de la República al manifestar: “Art. 141.-…La Función Ejecutiva está integrada por la Presidencia y Vicepresidencia de la República, los Ministerios de Estado…”. Queda claro que el segundo mandatario es el vicepresidente de la República, así lo expresa la Constitución y lo reconocemos los ecuatorianos; queda clara la lección de coherencia cívica que Guatemala nos dio, al expulsar a un grupo extranjero que fue a instigar contra el poder establecido en dicho país; al contrario de algunas autoridades ecuatorianas desubicadas, que los condecora en lugar de seguirles el debido proceso por conspiración.

En resumen, Vargas y su comitiva fueron a caotizar Guatemala y les fue Guatepeor.