El CNE está estancado en la aprobación de fondos para las elecciones de 2021

0
96



Quito –

La aprobación del calendario electoral y el presupuesto para las elecciones generales de febrero del 2021 está estancada esperando lograr consensos entre los cinco vocales del Consejo Nacional Electoral (CNE). El monto en estudio asciende a $145 274 411.

Las previsiones que anunciaba la presidenta Diana Atamaint era que el calendario y el presupuesto, que integran el Plan Operativo Electoral (POE), se aprobarían en estos días; ahora se señala que se hará luego del regreso del feriado de carnaval.

La tabla planteada asciende a $145 274 411, de los que $116 307 726 se usarían para la primera vuelta y $28 966 685 para la segunda.

Este rubro se incrementó el 31 % respecto de lo que se planteó para las elecciones generales del 2017; iguales a las que están previstas para febrero del 2021, en las que se elegirán Presidente de la República, asambleístas nacionales, provinciales y parlamentarios andinos.

En ese entonces, el presupuesto que se aprobó era de $110 734 145. Para la primera vuelta se fijaron $92 216 019 y para la segunda, $18 518 125.

En el 2021 se prevé que de los $145 millones, $55 793 079 irán a “actividades”; convenios con la Policía Nacional, por $8 436 444; y, con las Fuerzas Armadas, $7 996 800.

Para gastos de personal se prevé destinar $7 819 363. En tanto que para las delegaciones provinciales, $51 286 987.

Entre estos valores se analizan $11 907 232 para “innovación tecnológica”.

Esto sobre la insistencia de Atamaint de que se requiere una reingeniería al sistema informático del Consejo para enfrentar el proceso venidero.

Entre la planificación consta adquirir 35 servidores tecnológicos, ya que de los 162 existentes, 158 estarían ya desactualizados, y serían enviados a las provincias, explicó el consejero José Cabrera.

Al respecto, Enrique Mafla, ingeniero informático (quien hasta el 31 de enero fue funcionario del CNE, incluso asesor en el área Informática de Atamaint), lamentó que en el organismo se hagan compras al “ojímetro”, sin una planificación.

“No sabemos qué carga de trabajo se va a tener en el 2021 con exactitud y empezamos a discutir si son 35, si son 58, como si estuviéramos comprando papas”, comentó, en una entrevista radial.

Dijo que luego de revisar los contratos para la adquisición de tecnología, en las especificaciones técnicas “se copian párrafos del Rincón del Vago. Vamos a seguir con los problemas si no se resuelven los problemas estructurales”.

Propuesta de consejería

El consejero Luis Verdesoto propuso a Diana Atamaint ‘acciones’ sobre el presupuesto para reducirlo: que haya un plan para utilizar los recursos informáticos existentes; determinar el número exacto de electores; debe analizarse el incremento en ‘seguridades’ de las papeletas, y eliminar gastos en el área de Comunicación. (I)