Pablo Romero llega esta tarde a Ecuador

0
80


Este viernes 21 de febrero, antes de las 07:00 de Ecuador, Pablo Romero, exsecretario de la Secretaría de Inteligencia (Senain) durante el gobierno del expresidente Rafael Correa fue embarcado en un vuelo comercial en Madrid, rumbo a Ecuador. Viene acompañado por oficiales policiales ecuatorianos. Las autoridades españolas respondieron de inmediato al pedido de la presidenta de la Corte Nacional de Justicia, Paulina Aguirre, quien había requerido que Romero sea devuelto al país dentro del trámite de extradición impulsado por la funcionaria.


corte

Una Corte donde no imperó la ley

Leer más

Él será juzgado en el país en los próximos días por la tentativa de secuestro del activista Fernando Balda, juicio que estaba suspendido hasta que él se presente voluntariamente o sea capturado.

Romero también tiene cuentas pendientes en los tribunales por un presunto delito de peculado originado en un informe de Contraloría que estableció indicios de responsabilidad penal en el denominado caso ‘Caminito’.

Romero se encontraba en España desde hace más de tres años. En ese país tramitaba un pedido de asilo político que le habría sido negado, según el activista, Fernando Balda. El exfuncionario de Correa fue detenido el martes por la madrugada. 

Al parecer, conforme difundió Balda en sus redes sociales, las autoridades de ese país habrían recibido información de que Romero intentaba fugar de ese país, evadiendo la sustitución de medidas que le impuso la Autoridad Nacional de ese país tras su primer detención. 


caso soborbos

La Fiscalía presenta documentos para probar cohecho en Sobornos

Leer más

A la llegada de Romero al país se cumplirán varias diligencias indispensables como la revisión médica y su posterior traslado al Centro de Detención Provisional, en el norte de Quito. Inicialmente ese es el sitio al que será llevado, pero depende de las autoridades judiciales si debe ir a la cárcel 4, o mantenerse en ese lugar. 

Ayer el activista Fernando Balda señalaba a EXPRESO que “con la venida de Romero se complicaría aún más la situación de Correa”. Balda dice que conoció de personas cercanas al expresidente que “va a cooperar para atenuar su pena, tal como ya lo hicieron Chicaiza y Falcón”, los exagentes sentenciados en este caso por la tentativa de secuestro que se produjo en Colombia en 2012.