David Beckham y el equipo de sus sueños alistan su debut en la MLS

0
90


David Beckham, futbolista inglés retirado desde agosto de 2016, arrancará oficialmente un proyecto que tenía pensado incluso antes de colgar los botines: su propio club de fútbol. El Inter Miami, equipo que se estrenará en la Major League Soccer (MLS) este domingo 1 de marzo ante Los Angeles FC, tendrá el complicado reto de destacar en la creciente y exitosa liga de fútbol de Estados Unidos y Canadá.


Lazio - Inter

Lazio, con Felipe Caicedo, derrota al Inter y apunta al Scudetto

Leer más

El Al Lang Stadium, un antiguo estadio de béisbol de Miami, con capacidad para 20.000 personas, será el escenario donde Beckham pondrá a jugar su sueño. Aunque el exfutbolista del Real Madrid no milite en las filas del club, aseguró que se entregará por completo a este proyecto, no solo por ser el mayor accionista y el responsable de su parte deportiva, sino también porque ama la ciudad en la que decidió fundar el plantel.

Para Don Garber, comisionado de la MLS, el éxito de Beckham tiene mucho que ver con su “perseverancia”. “Hay algo profundamente auténtico y humilde en él que, combinado con sus excelentes credenciales deportivas, una enorme pasión y un buen enfoque profesional, le ha llevado donde está ahora”, contó a CNN.


EMILY LIMA (31200833)

Emily Lima: “En el amor no soy dura, todo lo contrario”

Leer más

“Durante días y días se sentó en la sala de juntas examinando documentos y demostrando su conocimiento”, continuó Garber, al referirse a la dedicación del exdeportista para sentarse y conocer cada factor que pueda afectar uno de sus máximos proyectos.

Beckham tiene claro que conseguir su objetivo le costará años, quizá muchos más de los que le tomó constituir el club: que su equipo, que el fútbol norteamericano, pueda verse las caras de tú a tú con los grandes equipos internacionales en las citas de más alto nivel.

Mientras tanto, varios seguidores del inglés se hacen presentes en las conferencias del club e incluso en el reciente partido amistoso que disputó ante Philadelphia Union, donde además el Inter convirtió el primer gol en su historia deportiva.