La Fiscalía continúa con la presentación de peritos y testigos en el juicio por caso Sobornos 2012-2016

0
98



En el cuarto día de la audiencia de juzgamiento por el caso Sobornos 2012-2016 intervino Óscar Cifuentes, miembro de la Policía Nacional, quien realizó un peritaje grafotécnico de los cuadernos y agendas de Pamela Martínez.

Al perito, por ejemplo, le preguntaron si en ciertas páginas aparecen cifras, como en el reverso y anverso de la página 5, y él respondió que no se aprecian.

Asimismo, si para ciertos caso como el del procesado Édgar Román, hubo palabras como contratos, cruce de facturas. Respondió que no. Además cuál era el tiempo verbal. Dijo que pasado con presente.

Cifuentes sostuvo que su labor fue establecer a quién corresponde y materializar. En tanto, otras interrogantes no fueron aceptadas por el juez ponente, Iván León.

Luego intervino la testigo, Doris Oviedo, miembro de la Policía Nacional. Experta en temas económicos y financieros. Dijo haber elaborado cinco partes policiales de aspectos económicos de los archivos Verde Final (24 empresas, cruce de facturas) y Victoria Andrade.

Oviedo estableció la existencia, por ejemplo, de 212 facturas por un monto de más de $8 millones 780 mil o egresos de más de $7 millones 500 mil.

La Fiscal General, Diana Salazar, le preguntó qué era un cruce de facturas. Ella indicó que es la prestación de servicios, pero que no es el cliente el que cancela sino un tercero relacionado.

El testigo número 16 fue el teniente de Policía Juan Bonilla, quien realizó las inspecciones técnicas oculares de las oficinas donde habrían laborado el exsecretario jurídico de Carondelet, Alexis Mera, y la exasesora Pamela Martínez, en el Palacio de Gobierno, y oficinas aledañas como el edificio La Unión. Además, de la existencia del edificio Concorde. (I)