Juicio de caso Sobornos 2012-2016 se reanuda con pruebas fiscales

0
79



Quito –

Una vez los jueces David Jacho, Dilza Muñoz y Wilman Terán resolvieron, el viernes pasado, rechazar la demanda de recusación presentada contra sus colegas de la Corte Nacional de Justicia: Iván León, Marco Rodríguez e Iván Saquicela, estos últimos se alistan para asumir la competencia en la audiencia de juicio del caso Sobornos.

La recusación interpuesta por Fausto Jarrín, abogado del expresidente Rafael Correa, uno de los 21 procesados por el delito de cohecho, no surtió efecto. El Tribunal estimó que las causas no fueron claras y que hubo errores en la demanda. El miércoles pasado se suspendió la audiencia, tras el testimonio del capitán de Policía William Castro, un perito que analizó las conversaciones por vía WhatsApp extraídas de un teléfono incautado al exsecretario jurídico Alexis Mera.

A Castro le antecedieron los testimonios de Jean Pierre Michelet, representante de audiovisuales Octavo Arte, y Mario Benavente, gerente de la agencia McCann Erickson.

Michelet dijo que en 2014 Uma Creativa, empresa que creaba campañas publicitarias del Gobierno anterior, le solicitó un trabajo que fue pagado por la empresa Metco; mientras que Benavente recordó que en 2014 la Secretaría de la Administración Pública (SNAP) les solicitó un servicio que fue pagado por la empresa Equitesa.

Christian Zurita, autor de la investigación periodística publicada en los portales Mil Hojas y La Fuente sobre el caso Arroz Verde, fue también uno de los cinco testigos que ya se presentaron, de un total de 124 convocados en el proceso.

“La información publicada identifica una estructura de obtención ilegal de recursos para el financiamiento y el quehacer político del movimiento AP. Esta información que identifica financiamiento de una forma irregular tenía una estructura con un grupo de personas llamadas líderes y otros llamados coordinadores”, relató Zurita.

Entre los líderes que se encargaban de establecer acuerdos al más alto nivel para obtener de las empresas privadas recursos económicos que les permitan ser usados en las necesidades irregulares, apuntó el periodista, estaban el expresidente Correa, seguido como líder dos por Jorge Glas, además los exministros María de los Ángeles Duarte y Walter Solís.

Los coordinadores de esta estructura, a decir del periodista investigador, habrían sido los encargados de recuperar esos recursos económicos que habían sido gestionados previamente por los líderes. (I)