Jaime Vargas: “Soy el segundo presidente del Ecuador”

0
77


Ya no se equipara, ahora lo es. El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Jaime Vargas, repitió una de sus recientes perlas con un ligero cambio. Ya no asegura que su cargo se equipara al del segundo mandatario del país (vicepresidente), sino que él es el segundo presidente del Ecuador después del presidente Lenín Moreno. Lo dijo en Cuenca en el marco de una rueda de prensa en la plaza Calderón de la capital de Azuay, provincia donde hoy participa del denominado Parlamento de los Pueblos.

¿El primer presidente, quién es? Lenín Moreno. ¿Y el segundo presidente aquí en el Ecuador, quién es? Es Jaime Vargas, presidente de los pueblos y nacionalidades del Ecuador.

Jaime Vargas, presidente de la Conaie.

Estas declaraciones y las que dijera el pasado 14 de febrero en Guatemala, para el constitucionalista Gabriel Hidalgo no tienen ningún peso porque ninguna normativa constitucional ni legal considera la posibilidad que un dirigente de ese rango tenga esas cualidades. El experto precisa que la dirigencia de cualquier movimiento social no se equipara a la organización institucional del Estado.

El señor Vargas ignora cómo funciona una democracia republicana que legitima la presencia de sus representantes a través de elecciones… Lo que dice no tiene asidero ni constitucional, ni legal, ni siquiera lógico.

Gabriel Hidalgo, constitucionalista.


JAIME VARGAS PRESIDEN (31139950)

Las perlas de Jaime Vargas

Leer más

El jurista acota que la Constitución no reconoce en ninguna parte a las autoridades indígenas con algún rango. “Ni la Constitución, ni la ley. No existe disposición en ese orden”. Esta no es la primera vez que el líder indígena sorprende con alguna declaración fuera de tino y muy ligera. Lo hizo al llamar a las Fuerzas Armadas a desconocer al presidente Moreno durante el paro nacional de octubre, llamó vagos a los ministros de Estado, dijo que es necesario la creación de un ejército propio indígena y ahora se autocalifica como segundo presidente del Ecuador.