Andrea Torres se siente bien con su nuevo estilo de vida

0
84


Antes de convertirse en reina de Guayaquil en 2014, la comunicadora social Andrea Torres, de 31 años, incursionó en la TV en el espacio Enterados de RTU Noticias (RTU) y en el segmento De boca en boca de El Noticiero (TC).

Ahora tiene la propuesta de volver al matinal Desde casa de Ecuavisa Internacional, que se ha emitido no solo en el país, sino también en Estados Unidos y España. Anteriormente, Torres fue parte de ese programa junto al cantante Aladino.

Torres contó a EXPRESIONES que modificó su estilo de vida, comiendo sano y practicando mucho ejercicio; además que entre sus planes está casarse con su novio Carlos Goya, de 37 años.

Casi siempre, las jóvenes que participan en un reinado prueban suerte en otros, pero este no ha sido su caso.

No me interesó ingresar a Miss Ecuador, no es lo mío. Concursé en el certamen Reina de Guayaquil porque es diferente a los otros. Siempre tuve el ‘bichito’ de ayudar a la gente, trabajar por la urbe y con el Municipio. Ir a Miss Ecuador exige mayor preparación en lo físico, intelectual, en todos los sentidos. No me veía compitiendo con representantes de otros países.

Este año se aceptarán aspirantes casadas y con hijos en el Reina de Guayaquil.


A1-6023081 (16023081)

Andrea Torres se casará…

Leer más

Se han hecho cambios. Cuando yo concursé estaba soltera; sigo siendo soltera, no tengo hijos. Por mi experiencia, sé que es un año pesado. Ya era comunicadora social, por esta razón me concentré totalmente en mis funciones como reina. Tenía libertad para cumplir con compromisos tanto fuera como dentro de Guayaquil, aceptar invitaciones. Era ‘full’ trabajo. Casada y con hijos no hubiese intervenido en un certamen.

¿Le dejó algún sinsabor esa experiencia?

Para nada, pero tampoco me abrió muchas puertas. Yo ya había trabajado en TV, pero me dejó contactos que me permitieron ayudar, además de la felicidad de ver a mi familia orgullosa porque su hija fue reina de la ciudad. Siempre les doy la mano a los organizadores del concurso.

Tras nueve años de relaciones sentimentales suenan campanas de boda…

Con mi novio Carlos nos conocimos por amigos en común en Punta Carnero. Desde el principio hubo química, nos llevamos muy bien. Tiene un negocio de venta y compra de carros. El enlace está previsto para mediados del 2021. En marzo de este año fijaremos la fecha. Al principio queríamos que sea en la playa, pero ya no. Ahora seguramente será en la ciudad. En esa ocasión tan especial, me encantaría lucir un traje pegado al cuerpo. Ya he visto algunos modelos. No queremos organizar una gran fiesta, preferimos algo sencillo para disfrutar de una hermosa luna de miel. Compartirán con nosotros aquellas personas que nos han acompañado en estos nueve años.

¿Por qué una relación tan larga?

El tiempo fue pasando sin darnos cuenta. Antes de ingresar al reinado de Guayaquil hablamos de matrimonio. Luego gané y me concentré en las actividades como soberana. La boda se fue aplazando porque en ese tiempo la reina no podía casarse. Después de entregar la corona salió la oportunidad de ser parte del programa Desde casa y a veces debía viajar fuera del país para diferentes coberturas, como el desfile de los ecuatorianos en Estados Unidos. Así pasó el tiempo. No vivimos juntos, mi familia es muy chapada a la antigua.

A veces esas parejas con noviazgos largos no funcionan en el matrimonio.

Creo que las parejas que se toman su tiempo se conocen mejor y van más seguras. Nosotros queremos hijos de inmediato. Me encantan los niños. Vivo con mi sobrino, Emiliano, quien me ha preparado para ser mamá. Le encanta dormir conmigo, le damos de comer, lo vamos a ver a la escuela. Ojalá pudiera tener mellizos o gemelos. En nuestras familias los hay. Mi novio quiere dos hijos. Yo, solo uno. Dios dirá.

Ahora luce un cuerpo tonificado…

Siempre he sido muy delgada. En noviembre del año pasado llegué a pesar 130 libras. Me sentía linda porque me veía más llenita. Sin embargo, me di cuenta de que no me estaba alimentando correctamente porque comía azúcar, soy muy dulcera, y grasas. Inicié un reto de 21 días para que mi organismo se acople al nuevo régimen de comida y ejercicios. Bajé el índice de grasas que tenía en el cuerpo. En diciembre y enero comencé a tonificarme para que las carnes se pongan duras. Ya la dieta no era tan estricta. Ahora me alimento con más carbohidratos y proteínas. Lógicamente controlo lo dulce y las grasas. Ya sé lo que me hace daño. Cambié el chip. Harry Zúñiga es mi entrenador personal.

¿Y qué le hace daño?

Los dulces se me van a la barriga y a los glúteos. Evito los embutidos y el cerdo. Como poco arroz. Seis o cinco veces a la semana practico ejercicios. Hago pesas y cardio.

¿Los cambios en su salud han sido notorios?

Nunca me he sentido tan bien siendo flaca. A diario me daban migrañas. Ya no sufro de esos dolores de cabeza. Era el exceso de azúcar y grasas lo que me afectaba. Harry me dijo: “Al mes de que hagas cambios en la alimentación, me contarás sobre las migrañas”. Se me quitaron, mi salud mejoró considerablemente. Antes me daban muchas gripes. Como cinco veces al día. Tampoco me mato de hambre (risas).

Su propio negocio

Andrea y su futuro esposo, Carlos Goya, aspiran a cristalizar un sueño: un negocio propio, un restaurante. “Nos gusta comer rico y bien. De ese deseo queremos hacer un emprendimiento. Lo estamos analizando. Puede ser comida típica o mariscos. Tal vez adquiramos una franquicia. Todavía no sabemos”, cuenta la exreina de belleza.

Algunos datos

Peso: 128 libras.

Estatura: 1,69 metros.

Medidas: 90-64-90.

Signo zodiacal: Tauro.

Pasatiempos: Ver series e ir a la playa y al gimnasio.