Un tributo en honor a los hinchas fallecidos en Perú

0
91


Con sonidos fúnebres, la barra ingresó al estadio Monumental para seguir alentando a Barcelona.

Aún estaba vivo el recuerdo de sus amigos que fallecieron en el accidente ocurrido en Perú. Por eso fueron con la camiseta negra del Ídolo. De entrada no hubo tanto alboroto como en otras ocasiones. Afuera del estadio, todos hablaban de sus amigos muertos.

“Me da pena lo que pasó, me duele mucho, pero hay que seguir alentando al equipo. Si toca morir, se muere por los colores”, comentó un hincha que caminaba descamisado, mostrando un tatuaje del escudo de Barcelona en su pecho.

La hinchada se encendió por unos minutos cuando ingresó Javier Burrai junto a Víctor Mendoza para el calentamiento previo. Aplaudieron y gritaron durante un minuto. Luego volvieron a callarse.

En la cancha los jugadores hicieron el minuto de silencio y los barristas levantaron su puño y dejaron de cantar y saltar. “Por nuestros hermanos que murieron en Perú”, dijo uno de ellos, mientras clavaba su mirada en el pavimento.


Sobreviviente

Habla hincha de Barcelona que sobrevivió a mortal accidente en Perú

Leer más

Tras el minuto de silencio, los hinchas soltaron globos negros en señal de luto y se quedaron callados por unos pocos instantes.

Cuando el árbitro dio el pitazo inicial, los seguidores del equipo amarillo dejaron a un lado el duelo por sus amigos fallecidos en el accidente ocurrido en tierras peruanas, la madrugada del sábado.

Unos se pegaron un trago de cerveza, otros fumaron un tabaco. Y allí empezó el “dale, dale, Barcelona”.

El griterío invadió todo el escenario deportivo, donde el Ídolo se sacudía con Técnico Universitario por la primera fecha de la LigaPro.

Barcelona no pudo con el Rodillo ambateño. Por más que intentó, el equipo, en su mayoría suplente, no logró anotar en la portería defendida por el manabita Walter Chávez, que estuvo con los ojos abiertos durante los 90 minutos.

El resultado final fue 0-0 y en la siguiente jornada el Ídolo se irá para Manta, donde medirá al Delfín; mientras que los ambateños recibirán al Aucas en su estadio.