Tres candidatos compiten por ser la ‘voz’ de la Organización de Estados Americanos, entre ellos la ecuatoriana María Fernanda Espinosa

0
29



Los candidatos a secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), entre ellos la ecuatoriana María Fernanda Espinosa, tienen un mes para convencer a sus votantes de que son la mejor opción para la institución, con sede en Washington, Estados Unidos.

El próximo 20 de marzo la Asamblea General de la OEA elegirá a los nuevos secretarios general y general adjunto, por un periodo de cinco años.

La disputa se centra en el primer cargo, no solo porque el ganador marcará una continuidad o renovación de un mandato, sino porque es jerárquicamente superior al otro.

La Carta de la OEA señala que el secretario adjunto ejerce las delegaciones a él asignadas por el secretario general.

En cambio, este último dirige la Secretaría General y es su representante legal.

Entre sus competencias están la de participar “con voz pero sin voto” en todas las instancias de decisión de la OEA, como la Asamblea General.

Los aspirantes a secretario general son Luis Almagro, su actual titular; María Fernanda Espinosa y Hugo de Zela.

Almagro es uruguayo, diplomático de carrera y abogado de profesión; fue senador y canciller (durante el gobierno de José Mujica).

Espinosa es ecuatoriana, lingüista de profesión y magíster en Ciencias Sociales; fue ministra en distintas áreas durante la presidencia de Rafael Correa y embajadora durante ese régimen y el de Lenín Moreno.

De Zela es peruano, diplomático de carrera y economista de profesión; ha sido embajador en varios países y ante la OEA, donde también laboró.

El pasado miércoles, los tres candidatos expusieron su plan de trabajo ante el Consejo Permanente de la OEA.

Almagro defendió su gestión y resaltó los cambios implementados.

Espinosa y De Zela esbozaron sus propuestas, pero también criticaron la polarización que hay en el continente por la forma de liderar del uruguayo.

Entre los cuestionamientos que alcanzan a Almagro están su férrea oposición al gobierno venezolano de Nicolás Maduro, a quien ha tildado de dictador.

En las elecciones del 2015, cuando no enfrentó contrincantes para el cargo, Almagro ganó con una aplastante mayoría: 33 de los 34 votos de los países miembros de la OEA.

La Carta de la Organización precisa que se necesitan al menos 18 votos.

En los comicios del próximo 20 de marzo, el uruguayo podría no repetir el favoritismo que tuvo hace cinco años, pues por ejemplo, los países del Caribe respaldarán a Espinosa.

Ellos postularon a la ecuatoriana, quien –en contraste– no tiene el respaldo del gobierno de Moreno. Él se lo ha extendido a Almagro.

Espinosa aspira a ser la primera mujer en ganar.(I)

Propuestas de los aspirantes

Luis Almagro

  1. Mantener a la OEA como principal foro político del hemisferio.Atender las crisis del continente, sean estas migratorias, de derechos humanos u otras.
  2. Continuar fortaleciendo a las instituciones democráticas de los países miembros.
  3. Impulsar proyectos que mejoren la calidad de la educación en las naciones del continente.
  4. Garantizar la sustentabilidad económica de la Organización sin aumentar las cuotas a pagar de las naciones que la integran.
  5. Enrumbar a la OEA hacia la política de gobierno abierto.Articular con los Estados miembros la lucha contra el crimen organizado.

Hugo de Zela

  1. Atenuar la polarización política que existe entre los miembros que conforman la Organización.
  2. Mantener una relación funcional con los Estados miembros.
  3. Actuar de forma imparcial (sin tomar parte) en la solución de controversias entre las partes.
  4. Fortalecer la protección de los derechos humanos de las mujeres y erradicar la violencia de género.
  5. Fortalecer la lucha contra la corrupción, una de las amenazas del continente.
  6. Focalizar la atención hacia el Pacífico sur y el Caribe para prevenir desastres naturales.
  7. Consensuar políticas con los Estados miembros para abordar la problemática de la migración.

María Fernanda Espinosa

  1. Reforzar el rol de liderazgo de la OEA en el hemisferio.
  2. Fortalecer la capacidad de interlocución de la organización con otros organismos.
  3. Escuchar con especial atención a los grupos cuyos derechos están más en riesgo.
  4. Fortalecer los espacios de participación de la sociedad civil en el continente.
  5. Prestar especial atención a las políticas de igualdad de género en el personal de la OEA.
  6. Impulsar una iniciativa hemisférica con Fuerzas Armadas y expertos civiles para actuar frente a desastres.
  7. Fortalecer las becas, capacitación y programas de desarrollo.