Los roles de pago salen de la cancha

0
20



El tema no es nuevo. Posiblemente el gran toque de alerta se dio en 2015, cuando Deportivo Quito, uno de los clubes más tradicionales del país, descendió, inmerso en una serie de deudas inmanejables, generadas luego de alcanzar el título en 2008.

En enero de 2020, en el Congreso Ordinario de Fútbol, varios dirigentes comenzaron a hablar de la necesidad de contar con un mejor sistema de control financiero, para que los equipos puedan cumplir las obligaciones adquiridas con todos sus empleados.

Finalmente el 13 de febrero, durante el consejo de presidentes de la LigaPro, se resolvió eliminar del reglamento la suspensión de los equipos que no presenten los roles de pago.

Las voces, a favor y en contra de la medida, se escucharon de inmediato.

“El control presupuestario impone un límite de gasto a los clubes. El control de ejecución en cambio, efectúa un seguimiento trimestral sobre ingresos y egresos de cada equipo. Si se muestra un impago a algún jugador, LigaPro puede pagar directamente al mismo”, explicó Alberto Díaz, director ejecutivo de la entidad.

En caso de existir deudas, el dinero que los clubes reciben por concepto de derechos de transmisión será retenido por el organizador del torneo, para cubrir dichos valores.

“Suspender a los equipos no es la solución, porque se perjudica a todos. Los compromisos se los deben cumplir”, sentenció Miguel Ángel Loor, principal de la LigaPro.

El directivo hizo referencia a los casos de falsificación de firmas en los roles y a las medidas de presión aplicadas hacia los jugadores para que firmen -incluso sin haber cobrado sus sueldos-, y así evitar la suspensión de los equipos.

Michel Deller, representante de Independiente del Valle, no está conforme con la medida.

“Parte de la razón de ser de LigaPro era formalizar que los clubes estén al día en sus pagos. Yo me imagino que debe tener alguna otra propuesta y ojalá se la pueda consensuar con la federación, se actúe en un contexto completamente legal. Se hizo la LigaPro para sanear al fútbol ecuatoriano. Y si no se va a chequear que los jugadores estén pagos. ¿De qué estamos hablando?”, indicó.

La abogada Mariela Díaz considera que “últimamente los clubes se asocian para evadir responsabilidades” y acusó directamente a la Federación Ecuatoriana de Fútbol de lo sucedido.

“El control no era perfecto, pero por causa de la federación que era la que regulaba esto, porque cuando comenzaron a saltar denuncias de falsificación de firmas lo lógico era acudir a la fiscalía a denunciar. Vivimos en un círculo chantajista, de decir si no firmas no te puedo pagar. La figura jurídica se fue degenerando por los propios clubes. La norma legal existe, que no se la cumpla es otra cosa”, dijo Díaz. 

Datos

– La Ley del Futbolista Profesional señala que el deportista debe ser afiliado al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y recibir su sueldo dentro de los diez primeros días de cada mes.

– La exigencia de que los clubes presenten presupuesto antes del inicio del torneo tiene como finalidad contar con los recursos necesarios para cubrir el pago de toda las nóminas de los clubes.

Opiniones

“Tenemos roles de pago que se presentan desde hace muchos años y ustedes me dicen si el fútbol ecuatoriano está saneado, es decir, la medida correcta no era. Enviaremos un comunicado a la Ecuafútbol, sin perjuicio de que la decisión la tomaron todos los clubes”.

Miguél Ángel Loor, presidente de la LigaPro.

“La presentación de los roles de pago es lo de menos, lo que nos debería importar es que los clubes estén al día con sus jugadores. Se tiene que ir al exhaustivo control financiero en cuanto a sueldos y aportaciones al IESS, pero por todo lo percibido, como dice la ley, no por el sueldo básico”.

Mariela Díaz, abogada.