Niños jinetes siguen la tradición de la llamingada

0
56


A los nueve años, Ibeth Santafé conoce muy bien la técnica para lograr que un camélido corra sin que se asuste. A su corta edad se ha vuelto experta en montar y guiar a Pequeño, su llama.


WhatsApp Image 2020-02-10 at 3.12.55 PM (1)

Con diseños y esculturas plasman la cultura pop

Leer más

La niña, de la comunidad de Cumbijín situada en las faldas del Parque Nacional Los Llamantes, desde hace cuatro años participa en la tradicional ‘llamingada’ o carrera de llamas, que organiza el Ministerio del Medio Ambiente por celebrar el Día Internacional de los Humedales, desde hace una década.

Ángelo Caiza con su llamingo Chavo, demostró cómo utilizan al animal para sus faenas en el campo. Jairo Minta, con Chalupeño, también participó y demostró ser un buen jinete. Jorge Minta, padre de Jairo, enfatizó que el saber cuidar de los animales, en especial de los llamingos, es el legado que les deja a sus hijos.

La competencia tiene una distancia de 400 metros. En las comunidades kichwas la carrera se da como una tradición en el páramo andino.

A los niños se les enseña que las llamas para ser domesticadas deben tener máximo seis meses de nacidas. Ahí las van domando para realizar las tareas en el páramo y también para competir en las carreras. Los animales se convierten hasta en un medio de transporte para que se dirijan a sus planteles”, contó Minta.

Elkin Jami, quien lució a su ejemplar Caretón, aseguró que se prepara con mucha anticipación para participar en la carrera. Este año fueron alrededor de 30 jinetes en la línea de partida de las comunidades de Cumbijín, Sacha, Leivisa y Galpón, quienes fueron alentados por al menos 2.000 personas entre nacionales y extranjeros.

La laguna de anteojos, ubicada a 10 kilómetros de la Guardianía de Pantzarumi, en Salcedo, fue el lugar de concentración. Se realizó también la denominada ‘Caravana de llamas, por el cuidado de nuestros páramos’.

Desde hace diez años los mamíferos de la familia Camelida, se convierten en el punto de atracción. Los visten con coloridos atuendos, antes de iniciar la carrera, donde quienes participan demuestran que son los mejores en los 400 metros, que es la distancia a recorrer en el concurso.

La actividad busca incentivar a las personas a cuidar los humedales y el medioambiente en general. El director del MAE, Diego Bastidas, aseguró que las llamas, alpacas y llamingos en general, son compatibles con el ecosistema; criarlos en el páramo es una estrategia de conservación ambiental.

Proponen cuidar los humedales

Según Diego Bastidas, director del Medio Ambiente, la llamingada se realiza con la finalidad de concienciar a la ciudadanía, la importancia de los humedales. Las llamas tienen patas adaptadas al ecosistema, que son como almohadillas que no afectan al pajonal, aseguró. Con la llamingada en los límites de la ‘Montaña Hermosa’ se agradeció a la Pachamama por toda la bondad. Vale recalcar que todos los años, con antelación, miles de turistas llegan a Salcedo para observar esta competencia.