Lula ensalza la figura “alentadora” del papa contra la desigualdad

0
18


El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva encomió este jueves la figura “alentadora” del papa Francisco por su defensa de los trabajadores y su denuncia de las desigualdades, después de mantener un encuentro con el pontífice en el Vaticano.


Papa

El papa Francisco rechaza ordenar sacerdotes casados

Leer más

“Cuando el papa Francisco impulsa un encuentro en Asís para discutir la desigualdad con miles de jóvenes, para debatir la nueva economía del mundo, es una decisión alentadora del papa”, señaló en una breve comparecencia sin preguntas en la sede del mayor sindicato italiano, CGIL, en Roma.

El exmandatario brasileño se refirió así al foro propuesto por el papa Francisco en la ciudad italiana de Asís (centro) que entre el 26 y el 28 de marzo, reunirá a jóvenes empresarios y estudiantes de todo el mundo para idear un nuevo modelo socio-económico.

La intención del expresidente brasileño era tratar con el papa temas como la lucha contra el hambre o la protección de los más pobres, y así lo hicieron en el primer encuentro entre ambos y en su primer viaje al extranjero tras su liberación el pasado noviembre.

La reunión privada tuvo lugar en la residencia del pontífice argentino, la Casa Santa Marta del Vaticano, donde recibe de forma más informal, y duró en torno a una hora. En la cita, el expresidente brasileño regaló al papa Francisco una fotografía de un indígena de la Amazonía.


Fabio Luis Lula da Silva

Un correo electrónico descubre la vida de lujos de uno de los hijos de Lula da Silva

Leer más

Lula da Silva dijo que “todo el mundo sabe que en el mundo hay cada vez más desigualdades” y alertó de los riesgos que corren las conquistas sociales de los últimos años frente a los intereses financieros.

Lula da Silva ha conseguido viajar a Italia después de que la justicia de Brasilia aceptara posponer al día 19 de febrero un interrogatorio que estaba previsto para ayer 11 de febrero.

La reunión con el papa se ha producido por la intermediación del presidente argentino, Alberto Fernández, que visitó el Vaticano el pasado 31 de enero, según informó el Partido de los Trabajadores.

El exmandatario brasileño informó el pasado miércoles en sus redes sociales de su intención de visitar al papa para agradecerle “su dedicación por el pueblo oprimido” y para debatir sobre “la experiencia brasileña en el combate contra la miseria”.

Lula, quien pasó 580 días en prisión y se encuentra en libertad provisional, está condenado en dos procesos por corrupción y tiene al menos otras siete investigaciones abiertas en su contra.