El vicepresidente Otto Sonneholzner mantiene su plan de viajar a China pese al coronavirus

0
19



Quito –

El vicepresidente ecuatoriano Otto Sonnenholzner informó el miércoles que mantiene su plan de viajar a China en visita oficial pese a los temores por el brote de un nuevo virus en la gigante nación asiática.

El viaje sería a fines de marzo o los primeros días de abril. El objetivo es incrementar el intercambio comercial entre ambos países, destacó el vicepresidente en rueda de prensa en el Palacio de Gobierno.

Ecuador exportó a China 2460 millones de dólares entre enero y noviembre del año pasado y es el segundo mercado para los envíos del país.

“Queremos mostrar reciprocidad con un país que también fue solidario con Ecuador cuando tuvimos el terremoto (en la zona costera de Manabí y Esmeraldas en 2016)”, dijo Sonnenholzner. “Con esa gente uno tiene que ser solidario, como ecuatoriano a nombre del país”.

Aclaró que su intención no es comprometer o poner en riesgo su salud o la salud de los ecuatorianos, “eso no, eso nunca va a pasar”.

Dijo que China reaccionó favorablemente ante su decisión de mantener su visita oficial. “Mientras el mundo le ha dado la espalda a China, Ecuador ha mostrado ser solidario”, fue la reacción del gobierno chino, según el vicepresidente.

El nuevo virus ha infectado a 45 000 personas y matado a más de 1100, según las autoridades sanitarias chinas.

Crisis económica en varios sectores

Si bien la mayoría de los casos se han originado en China, el brote se ha extendido a otros países. En Japón, se confirmaron 39 casos nuevos en un buque crucero en cuarentena en Yokohama, elevando la incidencia total a 174 en el Diamond Princess, se informó el miércoles.

A raíz del brote, eventos como el Gran Premio de Fórmula 1 fueron postergados en ese país, muchas aerolíneas han suspendido itinerarios y decenas de empresas han cancelado su participación en grandes ferias, como la de Cantón.

El vicepresidente afirmó que si hasta finales de marzo o principios de abril no está controlado el coronavirus, el problema ya no será esa afección, “el problema pasa a ser la paralización de la economía mundial”.

“No se puede tener a China cerrada dos meses, se pone muy complicada la economía mundial, empezando por Ecuador”, añadió. (I)