Rafael Correa, procesado en el caso Sobornos 2012-2016: Lo que buscan por todos los medios es obtener una sentencia antes de noviembre para que no me pueda registrar para las elecciones

0
44



El expresidente ecuatoriano Rafael Correa, desde Bélgica dijo que en el país se busca tener una sentencia en noviembre del caso Sobornos 2012-2016 para evitar su presencia en las elecciones del 7 de febrero del 2021.

En el caso Sobornos son procesadas 21 personas, entre ellas, el exmandatario Correa y el exvicepresidente Jorge Glas, quien cumple una sentencia de seis años de prisión por el delito de asociación ilícita.

En entrevista con el medio colombiano Semana, Correa dijo que en Ecuador no hay estado de derecho y lo que se busca es obtener una sentencia antes de noviembre para impedir su registro en las elecciones.

“Si no logran inhabilitarme para las próximas elecciones los vamos a derrotar y en el momento que recuperemos el país y vuelva el estado de derecho no tendrán dónde esconderse, entonces están desesperados para evitar que yo vuelva a postular”, dijo.

El expresidente dijo que quería dedicarse a la academia y a su familia en Bélgica, pero que debido a la persecución que tendrían exfuncionarios de su gobierno le toca estar presente. Además explicó que tiene 21 casos penales en el país.

“Díganles que pospongan un año el juicio y allí yo voy y doy todas las declaraciones, pero cuando hayan pasado las elecciones, pero es evidente por qué están apurados… Todo es una gran payasada, un gran montaje para tratar de tener una sentencia este año e impedirme participar de las elecciones”, indicó.

“No estaba (en los planes regresar al Ecuador), pero ahora sí están porque para ganar las elecciones es importante que yo esté allá. Nosotros vamos a tener la misma situación que Argentina”, Rafael Correa, expresidente

Durante la entrevista, Correa señaló que aún no está definida su participación electoral, pero que esta puede ser como vicepresidente, asambleísta o militante de un movimiento.

“Yo tengo dos órdenes de prisión en Ecuador, que nadie les ha hecho caso a nivel internacional, perfecto, que me metan preso, pero que primero me dejen registrar como candidato”, señaló y aseguró que no está siguiendo los procesos en su contra y que eso está a cargo de los abogados.

Durante el primer día de audiencia, la fiscal Diana Salazar dijo que en la presidencia de Correa, entre 2012 y 2016, se instauró una “estructura delincuencial” integrada por funcionarios designados estratégicamente y de forma secuencial en cargos de ministros, secretarios de Estado… “cuyos roles facilitaron la aceptación de promesas o dones, ofrecidos y entregados por empresarios”.

Correa tan solo podría ser candidato a vicepresidente tras la supresión de la reelección indefinida en el referendo del 2018. (I)