La pitahaya, el mango y otras frutas se consolidaron en feria alemana Fruit Logistica

0
117



La entrega de placas conmemorativas y de agradecimiento a quienes hicieron posible la presencia ecuatoriana en la 28 feria Fruit Logística de Berlín fue el preámbulo del cierre exitoso del evento, que fue ayer.

Centenares de contactos y propuestas de negocios lograron los exportadores que se amparan en la experiencia de Corpei para organizar estos encuentros y el respaldo conjunto de los ministerios de Comercio Exterior, Agricultura, Ambiente y, aunque ausente su representante principal en Berlín, el Ministerio de Turismo.

Pro Ecuador entregó las placas a los ministros Iván Ontaneda, de Comercio Exterior; Xavier Lazo, de Agricultura; a la viceministra de Promoción Comercial, Verónica Chávez; al director de Corpei, Eduardo Egas, y a destacados empresarios como Juan José Pons.

El colorido ambiente de figuras gigantes de frutas y hortalizas de todo el mundo contrastaba hasta ayer con el frío y formal entorno de Berlín, la capital de Alemania, “ïnvadida” por tres días por lo mejor de la propuesta agrícola del mundo. Y los estands de países reconocidos por su gastronomía, como Italia, Francia y España se convirtieron en verdaderos delicatesen gigantes.

En el espacio ecuatoriano la gastronomía estuvo a cargo del chef Carlos Gallardo, quien lleva diez años acompañando misiones comerciales y combinó frutas como mango, piña y uvilla deshidratada con carne de cerdo y camarones, para mostrar que estas frutas no solo sirven para el desayuno.

Para Mary Francis Andrade, la especialista de Promoción Comercial de Corpei, el balance de la feria es positivo. No siente que la ausencia de los compradores chinos, por su emergencia sanitaria, haya afectado al grupo ecuatoriano y por lo contrario cree que la presencia grande del país, como asociado de la feria, este año, dejó una importante imagen. “El 80 % del espacio en el estand 23 era de Ecuador y cada año los participantes buscan más espacio para hacer presencia”.

Entre los productos que a su juicio están en la línea de consolidar su imagen internacional están la pitahaya, en sus versiones roja y amarilla; el mango también tuvo un rol importante, al igual que la piña, los plátanos, que el mundo cada vez entiende más que no es lo mismo que el banano. Andrade cierra esta feria, pero desde ya trabaja en la del próximo año y a la vez en la de Rusia, que es en septiembre y la de Madrid, que será en octubre y a la que llevó por primera vez productos ecuatorianos, el año anterior. “Muchos de los que no fueron a Madrid ahora quieren ir, pues se da en la época en que se negocia el año siguiente en banano, por ejemplo”. A la vez organiza diversidad de misiones comerciales y atiende a otros sectores, como la pesca, que quiere también participar en ferias.

Otra de las participantes satisfechas es Consuelo de Baquero, presidenta de Logiztik Alliance, con sede principal en Quito y oficinas en muchos sitios del mundo, que se dedica a mover por mares y cielos el trabajo de los productores agrícolas. “Siendo una agencia de carga importante, participamos para ver cómo se desarrolla el proceso promocional, y nos sentimos muy orgullosos y contentos de haber venido porque creo que el nombre del país se ha puesto muy en alto”, expresó la empresaria. (I)