En feria alemana, productores ecuatorianos buscan clientes europeos ante la ausencia de chinos

0
34



Export Des, el plan de la Unión Europea para ayudar a quienes se esfuerzan por exportar con calidad y prácticas de sostenibilidad, está presente en el estand de 620 metros cuadrados de Ecuador, en la 28 feria Fruit Logística, en Alemania.

Se lo siente con la presencia de expositores de banano, como el vinceño Jorge Caicedo y el guayaquileño Gino Pinoargote. El primero reconoce la ayuda recibida para el viaje, estadía y estand, con ese programa coordinado por Corpei, que sustenta 60 % de costos.

Su empresa, con sede principal y sembríos en Vinces, Los Ríos, envía 10 contenedores semanales, el 70 % de esa carga a China y el resto a Rusia, Ubekistán y Georgia y países europeos como Italia y Ucrania.

Pinoargote, con su empresa Exportadora del Sur, afincada en Guayaquil, muestra con orgullo su marca Doña Violeta, en homenaje a su madre, Violeta Ramírez, y ha atendido a sus clientes de Rusia, Ucrania, Turquía, Arabia Saudita, Dubái, “gracias al apoyo enorme de Corpei y la Unión Europea”.

Más de 8000 kilómetros han recorrido desde sus haciendas y oficinas hasta Berlín las 35 empresas productoras y exportadoras presentes en la feria con el membrete de Ecuador.

Esta vez, sin embargo, es notoria la ausencia de los compradores chinos, que suelen ser el 40 % del aforo, debido a la grave crisis sanitaria que vive ese país por el coronavirus. Lo que ha empujado a los exportadores ecuatorianos a reenfocar sus estrategias en búsqueda de los consumidores europeos y, en el caso de frutas exóticas, el mercado canadiense.

La evidente presencia ecuatoriana en esta feria refleja los 15 años consecutivos de trabajo que ha liderado la agencia de promoción para las exportaciones del Ecuador, Corpei, con el Gobierno y sus ministerios de Comercio Exterior, Agricultura y del Ambiente, y la oficina comercial oficial ProEcuador.

Articulación público-privada que ha sido de mucho valor también para las productoras y exportadoras de mango, pitahaya, piña, maracuyá, aguacate y guanábana, que afianzan sus mercados tradicionales y en estos días de feria buscan también descubrir nuevos destinos.

Lo sabe y lo agradece David Abuchar, uno de los vendedores de pitahaya, famosa en el Asia, donde por su forma y color rojo la llaman dragon fruit y en su versión amarilla la conocen como yellow dragon fruit. Está consciente de que el suyo es un producto de nicho pequeño porque se lo envía por avión y eso encarece su costo.

Hacia allá apunta, por ejemplo, Dennis Brito, con su producto estrella, la uvilla, fresca y en mermelada, que ha traído desde sus tierras de Aloasí, Pichincha. Conocida en inglés como golden berry (mora dorada), la uvilla ha llamado la atención de quienes pasan por el estand ecuatoriano.

El segundo día de feria ganó en intensidad y en cada rincón del estand ecuatoriano hay vendedores y compradores dialogando en español, inglés y algunos en alemán sobre cómo llevar frutas y hortalizas de calidad a sus estanterías.

Eduardo Égas: Somos un país que se preocupa por una producción responsable, respeto ambiental y trazabilidad de productos

El presidente ejecutivo de Corpei, se refirió a lo alcanzado por los exportadores ecuatorioanos en los primeros días de feria.

¿Cuál es su balance de la feria en Alemania?

Es muy positivo. En primer lugar, hay que tener claro que la presencia de un país en eventos internacionales como este, tienen un propósito fundamental, que es promover la imagen del país. Y la verdad, es que hay que venir a la feria para que se den cuenta de la importancia de la promoción. Uno ve una presencia masiva de los países, Italia, Colombia, Perú, Argentina… con presentaciones de productos de primera, bien hechas y diseños atractivos. Lo importante es que estas ferias nos obligan a ser más competitivos. Ecuador ha tenido una presencia con stands bien puestos, reconocidos por los diseños.

¿Qué opina de la nueva marca?

Es muy importante porque cuando uno viene a estos eventos se da cuenta con quién compite, por lo tanto, Ecuador tiene que buscar su estrategia, su nicho y lo encuentra en la calidad de sus productos. Somos un país pequeño, pero que se preocupa mucho por una producción responsable, respeto ambiental y trazabilidad de los productos. Eso es imagen y nos permite diferenciarnos de otros.

¿La falta de China afecta la promoción?

Sí, sí ha afectado. Ecuador, como otros países, esperaba encontrar un fuerte comprador como China, pero hemos sentido su ausencia por el problema que está atravesando. No solo Ecuador sino los demás países, perdimos la oportunidad de nuevos contratos. Habrá que esperar.

¿Y cuál es la opción? ¿Qué mercados mirar?

Dependiendo del producto. Tratándose de banano hay que intensificar Rusia, Medio Oriente y Alemania. El mercado alemán es uno de nuestros socios predilectos. Tenemos referencia de que todo niño alemán lleva en su lonchera un banano ecuatoriano. Reconocen mucho la calidad del banano. Hay que intensificar esa relación.

¿Y el tema fungicidas?

Ecuador es uno de los países que menos fungicidas usa, comparados con otros. Tenemos la mitad de ciclos de fumigación que tienen otros países competidores. Constantemente estamos hablando sobre eso, hay algunas propuestas a nivel comunitario para revisar los contenidos de residuos de algunos productos. (I)