Karina Jara: Lo ideal sería que el próximo periodo educativo ya se imparta emprendimiento

0
114



Quito –

Karina Jara, coordinadora de la Alianza para el Emprendimiento e Innovación (AEI), comenta los puntos más potentes de la nueva Ley de Emprendimiento aprobada por la Asamblea, que recibió asesoramiento de la AEI, y hace sugerencias para el posible veto presidencial cuyo plazo vence el 7 de febrero.

¿Cuáles fueron los temas clave de la ley aprobada por la Asamblea?

La ley responde a las necesidades y la realidad ecuatoriana. Por ejemplo, la propuesta incorpora en mallas curriculares un componente de emprendimiento, tanto teórico como práctico. Así también se formarán docentes para que las puedan impartir.

¿Cuándo empezarían las nuevas asignaturas?

La tarea viene muy de la mano con el Ministerio de Educación, una vez que se apruebe la ley en instancia definitiva. Lo ideal sería que pudiera introducirse en el próximo periodo educativo.

¿Qué otros temas se pueden destacar?

Uno de los inconvenientes que tiene el emprendimiento es la excesiva tramitología para abrir y mucho más para cerrar una empresa. En la ley se incorpora una nueva figura jurídica: la Sociedad por Acciones Simplificadas. Así se puede crear una empresa con una sola persona. Sobre el cierre, la propuesta considera un capítulo para reemprendimiento, a fin de que los emprendedores que no hayan tenido éxito sean acompañados en el proceso de cierre o reestructura de la empresa. En ese periodo pueden hacer convenios con acreedores para cumplir sus obligaciones paulatinamente.

¿Cómo funcionará el crownfounding del que habla la ley?

Un problema de los emprendedores es no tener los fondos necesarios. A veces los créditos bancarios no son lo más adecuados para el arranque. A través de plataformas de crownfounding el emprendedor muestra su producto a inversionistas que apuestan a su iniciativa.

En estos días vendría un veto, ¿cómo mejorar la ley, han conversado con el Ejecutivo?

Hemos hecho un acercamiento al Ejecutivo mostrando todas las cosas que podrían mejorarse en la ley en forma, pero quisiéramos que se mantenga la esencia de la propuesta. Adicionalmente, hemos recomendado que complementen la propuesta con un componente de incentivos tributarios que solo puede venir del Ejecutivo, sobre todo en tema de innovación. Por ejemplo, proponemos la reducción de impuesto a la renta para quienes puedan invertir en incubadoras.

Se ha hablado sobre el Consejo de Emprendimiento, ¿cómo funcionará?

Es un cuerpo colegiado, conformado por ministros o sus delegados. Otra sugerencia es que el sector privado no quede de lado: que tenga voz y voto.(I)