Sacar un crédito en una cooperativa de ahorro y crédito o un banco, ¿cuál es mejor?

0
118



Ya sea para la adquisición de un inmueble, emprender un negocio o para la compra de un automóvil, los usuarios tienen varias alternativas para el financiamiento de estas.

Las cooperativas de ahorro y crédito y los bancos son dos de las opciones que tienen los usuarios para acceder a un dinero que les permita completar ese objetivo.

De acuerdo con cifras de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria, hasta octubre del 2019 este sector, conformado por cooperativas, mutualistas y caja central, otorgaron $ 7795 millones en créditos. En consumo no productivo se dio $ 3298 millones.

¿Por qué le podría convenir poner su dinero en una cooperativa de ahorro y crédito?

En los últimos años, los usuarios se han ido volcando a aprovechar los servicios con los que cuentan las cooperativas de ahorro y crédito; es así como hasta ese mes se registraban 7’630611 aportantes en 555 cooperativas.

Previo a tomar la decisión de dónde solicitar un crédito debe tener en cuenta que ambas instituciones tienen diferencias:

  • Las cooperativas de ahorro y crédito son entidades en que los propietarios son los clientes, quienes se convierten en socios. Mientras que los bancos están compuestos por accionistas.

  • Las cooperativas están reguladas por la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria, los bancos por la Superintendencia de Bancos.

  • Los depósitos a plazo fijo en un banco ganan menos interés que en una cooperativa.

Cooperativas de ahorro y crédito tienen 7,4 millones de ‘socios’ en Ecuador

John Hidalgo, director de Audit Corporate, señala que antes de acceder a uno de los servicios de cualquier institución financiera, se debe consultar los requisitos de acceso, tasas de interés, solvencia de la entidad y transparencia.

“Cuando uno quiere acceder a un crédito va a depender qué tipo de crédito quiere. Si yo soy una persona natural, microempresa, una mediana empresa, una gran empresa, dependiendo de sector y tamaño puede ir a cooperativas, pero si es más grande te vas a la banca de piso, corporativas que son muy comunes”, indica.

Hidalgo explica que generalmente los que acceden a créditos de consumo en una cooperativa son aquellas personas interesadas en la compra de bienes muebles de consumo como televisores, amueblar la casa; también pequeños empresarios (pymes), tiendas que van “por la necesidad y agilidad”.

Dependiendo del tipo de crédito que se otorgue (ya sea el segmento consumo, microcrédito, inmobiliario, comercial) y la entidad financiera que escoja pueden tener una tasa efectiva de entre el 11% hasta el 25%. Mientras que en los bancos, según la institución, las tasas referenciales van desde el 4,5% hasta el 16%.

“A veces resulta que no das el depósito sino que te hacen una figura que del mismo valor hay una retención de monto de inversión”, explica sobre la forma de adquirir un crédito en las cooperativas ya que los interesados deben convertirse en socios.

Recomienda a los usuarios que conozcan cómo está organizada la entidad financiera (si es con fines de lucro o no), objetivos que tiene, tasa de interés que tiene ya que en las cooperativas de ahorro y crédito los rendimientos se reinvierten en beneficios de los socios. (I)