Con brea caliente se tapan grietas que tiene poliducto

0
109



Cuenca –

El próximo mes, Petroecuador planteará una contrademanda a Odebrecht por daños y perjuicios sobre la construcción del poliducto Pascuales-Cuenca que muestra serias fallas.

El suelo sigue hundiéndose, las grietas del piso continúan abriéndose y las esferas que debían almacenar 6238 metros cúbicos de gas licuado de petróleo se mantienen vacías por el riesgo que significa tener ese peso sobre un sitio inestable. Reparar este espacio para que vuelva a operar sin inconvenientes costaría $32 231 441.

La demanda que interpondrá la estatal es una respuesta al reclamo de $174,7 millones que Odebrecht le hace a Petroecuador como indemnización por haber declarado la terminación unilateral del contrato para la construcción del poliducto.

Según el gerente de Petroecuador, Pablo Flores, la cláusula que incumplieron los brasileños fue la que “se comprometen a no ofrecer pago, préstamo o servicio, entretenimiento, viajes u obsequios a infinidad de funcionario público o trabajador de Petroecuador y acepta que de violar ese compromiso estarían dispuestos a que la EP Petroecuador dé por terminado en forma inmediata el contrato que suscribió”, lo cual se contrapone con sobornos a funcionarios del régimen anterior para obtener este trabajo.

Durante un recorrido realizado ayer a la terminal se constataron los problemas de asentamiento del terreno.

A cada paso las grietas son visibles y para evitar que se agranden todos los días personal contratado por Petroecuador les coloca brea caliente.

Rodrigo Pareja, gerente de Infraestructura de la Empresa Pública de la Escuela Politécnica Nacional, fue contratado para realizar un estudio en el que se determinaron soluciones, entre ellas, construir pilotes de contención, reconformación de la plataforma y manejo de aguas subterráneas, trabajos que tomarían seis meses.

En tanto, el Tribunal Contencioso Administrativo de Guayaquil prevé reinstalar la audiencia de juicio por la demanda que planteó Odebrecht en contra de Petroecuador, este viernes a las 10:30, en la Corte de Justicia de Guayas. Odebrecht demandó a Petroecuador por $174 millones por la terminación unilateral del contrato del poliducto Pascuales-Cuenca, el 9 de marzo de 2018. La empresa envió un comunicado en el que insiste en que no estuvo a cargo del diseño de la obra y, por tanto, no definió la ruta de las estaciones y terminales. (I)