En varios países se incorporan censos en línea para recolectar información

0
71


En el 2020 varios países de la región afrontarán procesos para conocer cuántos son. Los censos son una de las fuentes principales para la recolección de datos, de acuerdo con las Naciones Unidas, y sirven para formular, implementar y monitorear políticas y programas.

Estos procesos se realizan cada diez años, por lo que el organismo dividió en décadas como 1985 a 1994 o 1995 a 2004. Sin embargo, hay países que tuvieron que repetir los censos en menor tiempo como fue el caso de Perú que registra un proceso de este tipo en 2005 (tras no realizarlo en 2003) que fue cuestionado por lo que se repitió en 2007. En Chile, en cambio, el censo del 2012 fue cuestionado por la obtención de datos y se lo repitió en 2017.

En la mayoría de países de Sudamérica el proceso se realiza de manera presencial, es decir, el encuestador va al hogar. Los tiempos de recolección de datos varían debido a la geografía de cada nación. En Colombia, en el último censo del 2018 se incorporó la tecnología a través de la realización de un censo virtual. Los pobladores podían llenar su información en la respectiva página web y en una segunda fase eran visitados por un encuestador para así validar los datos.

En España, en el 2001, se permitió a los ciudadanos llenar un cuestionario virtual, pero tuvo poca acogida y el trabajo se completó con encuestas a la población de manera presencial. Diez años después, se redujo la muestra a aproximadamente un 12% de la población ya que se aprovechó la información disponible en el padrón de empadronamiento y otros registros. A ellos les llegó una carta en la que se le indicaba que debía llenar el formulario y en caso de no hacerlo era visitado por un encuestador.

En Singapur se implementó desde el 2000 un triple sistema vinculado el uno al otro. El primero consiste en llenar el formulario a través de internet, en caso de no hacerlo, se llamará por vía telefónica para que proporcionen la información y por último si no es posible contactarlo de ambos modos un encuestador acudirá al hogar.

En Canadá, en el 2016, varios hogares recibieron una carta con un código para ingresar a una página web y así registrar la información requerida. Mientras que las visitas presenciales se hacían con el carácter de notificar que deben llenar los formularios o a las zonas donde no era posible hacer el proceso virtual. En este país se realiza el proceso cada cinco años.

En países como Dinamarca, Finlandia, Países Bajos y Suecia la información se recoge de varios registros como los administrativos. En Francia realizan encuestas anuales en distintas muestras que les permiten actualizar las cifras de población.

En Ecuador se prepara el censo para noviembre próximo donde los ciudadanos serán encuestados en sus hogares. (I)