Ricardo Freire, director de Arcotel: Nadie ha dispuesto el cierre de Radio Pichincha Universal

0
96



Quito –

Sin contestar preguntas de los periodistas, el director ejecutivo de la Agencia de Regulación e las Telecomunicaciones (Arcotel), Ricardo Freire, aseguró esta tarde que la resolución que inicia el proceso de extinción de título habilitante en contra de radio Pichincha Universal se enmarca dentro de la normativa internacional sobre libertad de expresión y justificó la medida, señalando que se fundamenta en los informes del Ministerio de Defensa y del Cordicom, en los que se advierte que la estación cometió una infracción de cuarta clase en contra de la seguridad del Estado.

Radio Pichincha Universal es una empresa pública, de propiedad del Consejo Provincial, cuya programación se caracteriza por alentar las tesis del correísmo y de la prefecta de Pichincha, Paola Pabón. Esa fue la línea editorial que predominó en sus micrófonos durante las protestas que se desarrollaron entre el 3 y el 13 de octubre del año pasado.

En una conferencia de prensa en la que no aceptó preguntas de los periodistas, Freire explicó que el pasado 9 de octubre el Ministerio de Defensa, al mando de Oswaldo Jarrín, solicitó a la Arcotel se revise el rol de la radio, puesto que existiría evidencia de que estaría atentando contra la seguridad nacional.

La Agencia enseguida abrió un proceso administrativo e identificó “una posible violación a lo dispuesto en… la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, que señala la prestación de servicios en contra de la seguridad nacional, con una correspondiente sanción a la infracción de cuarta clase”.

El funcionario insistió en que se ha garantizado el debido proceso, aunque los directivos de la estación han insistido en lo contrario.

La resolución para la extinción del título habilitante fue notificada el 23 de enero. “En atención a que Radio Pichincha Universal ha incurrido en una infracción administrativa de cuarta clase, el artículo 3 de esta resolución revoca al prestador de servicio… su título habilitante entregado el 20 de enero de 2013”, dijo, leyendo unos documentos.

Al finalizar su intervención, Freire, sin embargo, dijo que “nadie ha dispuesto el cierre de la radio ni el apagado de sus transmisiones” y que esta puede interponer los recursos que considere pertinentes para que la resolución de Arcotel sea revisada. “Es decir, la vía administrativa y judicial no están agotadas”, añadió.

La organización Fundamedios y Édison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, condenaron la semana pasada la medida tomada por la Arcotel, por considerar que atenta contra la libertad de expresión. (I)