Lenín Moreno da el primer paso para el retorno de la Aldhu

0
99



Quito –

El 7 de enero, con la firma del Decreto 968, el presidente Lenín Moreno dio el primer paso para que la Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (Aldhu) retorne al país, tras casi once años.

Este documento deroga el Decreto 1588, emitido el 16 de febrero del 2009, por el expresidente Rafael Correa, con el cual se denunciaba y se declaraba por terminado el ‘Acuerdo sobre Privilegios e Inmunidades entre el Gobierno de la República del Ecuador y la Aldhu’, con lo que los once representantes de esa organización abandonaron el país, pues ya no contaban con la inmunidad que les daba la visa diplomática para actuar.

Correa tomó esa decisión en medio del escándalo que significó el involucramiento de Ignacio Chauvín, exsubsecretario del Interior y excolaborador de la Aldhu, en una supuesta red de narcotráfico que conectaba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Chauvín declaró que se reunió varias ocasiones con alias Raúl Reyes, quien murió el 1 de marzo del 2008, junto con otras 25 personas, en un ataque del Ejército de Colombia a un campamento guerrillero ubicado en territorio ecuatoriano en Angostura-Sucumbíos.

El escándalo salpicó al exministro de Seguridad de Correa y fundador de la Aldhu Gustavo Larrea por supuestos nexos con las FARC. Larrea nunca regresó al gobierno de Correa y el distanciamiento se acentuó con las discrepancias en la consulta popular del 2011.

Lo último que hizo la Aldhu en Ecuador fue un plan para asistir a comunidades desplazadas en la frontera norte, emitiendo carnés que luego fueron desautorizados por el gobierno de Correa.

Sobre el decreto de Moreno, el secretario general de la Aldhu, Juan de Dios Parra, manifestó que es como una declaración de “voluntad política”, pues en derecho administrativo un decreto derogatorio no restituye el decreto derogado y ahora tiene que hacerse un nuevo convenio y están en conversaciones con Cancillería.

Nos parece un gesto reparatorio de una injusticia, pues la Asociación fue fundada por el presidente Jaime Roldós en 1980”.
Juan de Dios Parra, secretario general de la Aldhu

“Esto es abrir la puerta, pero aún no dejar entrar (risas)… primero hemos agradecido al Gobierno del Ecuador el gesto porque nos parece un gesto reparatorio de una injusticia, pues la Asociación fue fundada por el presidente Jaime Roldós en 1980”, dijo.

Larrea señaló que el regreso de la Aldhu le parece “bien” por el país, pues se cuenta con un organismo internacional de derechos humanos, fundamental en el fortalecimiento de la democracia y la libertad.

Sobre la relación entre Parra, Larrea y Moreno, Parra califica a Moreno como un “amigo” con el que a veces conversan y Larrea, con su movimiento político Democracia Sí, ha mostrado su respaldo a Moreno.

La Asociación nunca dejó de existir porque su decreto fundador nunca fue derogado y por eso opera, hasta ahora, en otros países. Tiene la Secretaría General en Uruguay y la Presidencia en Chile.

Parra informó que la intención es volver definitivamente a Ecuador con un acto de lanzamiento el próximo 10 de agosto, mientras tanto trabajan con un grupo de abogados de Ecuador y víctimas de violaciones de derechos humanos en el régimen de Correa para realizar denuncias ante la Fiscalía General del Estado y agotadas las instancias nacionales acudir a las internacionales, en las que la Aldhu acompañará a quienes así lo decidan. (I)