La Fiscalía de Cuba pide nueve años de cárcel para el disidente José Daniel Ferrer

0
173


Madrid
Actualizado:

Guardar

La Fiscalía de Cuba ha pedido nueve años de cárcel para el disidente José Daniel Ferrer por los supuestos delitos de lesiones y de privación de libertad, según ha informado en un vídeo colgado en internet la esposa del líder de Unpacu, Nelva Ortega Tamayo, tras una visita en la prisión donde permanece encerrado. Además, solicita entre ochos y nueve años para otros opositores que fueron arrestados junto a él.

Ferrer fue detenido el pasado 1 de octubre en una redada en la sede de su organización en Santiago de Cuba y desde entonces su familia, así como numerosas entidades de defensa de los derechos humanos, incluso la ONU y el Parlamento Europeo, vienen reclamando su puesta en libertad.

El vídeo, colgado en el canal de Unpacu (Unión Patriótica de Cuba) en Youtube, fue grabado según Ortega Tamayo el pasado 16 de enero, «a 107 días del injusto encarcelaciamiento» de su marido, tras acudir en una visita reglamentaria a la prisión de Aguadores con dos de sus hijos y el bebé de siete meses que tienen en común.

Durante la visita, según la mujer en presencia de varios oficiales, le vieron «bastante delgado, más delgado que la vez anterior», debido a que Ferrer se niega a alimentarse con la comida de la prisión por estar «en muy mal estado» y ser de «pésima calidad», por lo que el disidente exige una mejor alimentación para «todos los presos en general». Únicamente ingiere «los pocos alimentos» que le dejan pasar a su familia, «un vaso de leche con agua o azúcar y un puñado de galletas». Sin embargo, asegura, no se le permitió entregarle «los medicamentos que él necesita» por su estado de salud ni alimentos que en otras ocasiones sí habían dejado pasar.

Según la esposa del líder de Unpacu, este continúa en una celda de castigo, en las mismas condiciones que su familia viene denunciado.

«No habrá ningún tipo de garantías»

José Daniel Ferrer le entregó durante la visita la petición de la Fiscalía, en la que, además de «una versión distorsionada y falsa de los hechos» plagada de mentiras, solicita que se le imponga una sanción por los supuestos delitos de lesiones y privación de libertad de uno y ocho años de privación de libertad, es decir, un total de nueve años de cárcel, informa Nelva Ortega en el vídeo.

Para dos de los otros tres activistas que permanecen presos tras ser detenidos en la misma operación, la Fiscalía pide por los mismos delitos uno y seis años de cárcel, siete años en total, y al tercero ocho años al sumar un supuesto delito más durante el proceso, explica. No hay por ahora fecha para el juicio.

Según la esposa del activista, este les pidió que no contraten a ningún abogado, ya que todo letrado cubano que tenga capacidad legal para asumir su caso «va a corresponder con el Partido Comunista, con la dictadura», explicó. «Ni en la fase preparatoria ni en el juicio habrá ningún tipo de garantia para mi esposo», lamenta. «Como familia, seguimos exigiendo su libertad, pues es inocente», concluye.