El 10 de enero el Banco Central resolvió sobre la dolarización

0
119


La resolución del Banco Central del Ecuador (BCE) que fijó la dolarización como política monetaria en el país, en el 2000, se expidió durante una sesión vespertina-nocturna.

El 10 de enero de ese año, el directorio del BCE se instaló en sesión a las 17:20 para tratar, entre otros puntos, “sobre el régimen cambiario”; esto en alusión a que la víspera el entonces presidente Jamil Mahuad había anunciado la implementación del dólar en la economía.

La sesión, según consta en el acta N.° 073 del directorio, fue clausurada a las 22:10 del mismo 10 de enero, pero no se desarrolló de forma continua.

La parte medular de la reunión transcurrió entre las 21:30 y las 22:10, cuando el gerente general encargado del BCE, Miguel Dávila, entregó un informe al directorio en el que se recomendó “determinar una nueva política de participación en el mercado cambiario, fijando la cotización de cada dólar de los Estados Unidos en 25 000 sucres”.

Además, Dávila citó varias “reformas estructurales” que eran necesarias para que “Ecuador supere la delicada situación en la que se encuentra inmerso”, entre ellas: culminar el proceso de saneamiento financiero, reestructurar los pasivos del sector productivo, generar empleo, “emprender en la flexibilización laboral”, y agilitar los procesos de privatización de empresas.

Sobre la base de dicho informe, el directorio expidió la resolución N.° DBCE-049-D en la que estableció la nueva política monetaria y reiteró al presidente Mahuad “la necesidad de impulsar reformas legales estructurales que garanticen la viabilidad y éxito del proceso”.

El directorio lo conformaron: Modesto Correa (presidente subrogante), Mario Prado, Enrique Chávez y Mauricio Pareja.

Además, según el acta N.° 073, la parte de la sesión en la que se expidió la referida resolución contó con: el superintendente de Bancos, Jorge Guzmán; subsecretario técnico del Ministerio de Finanzas, Alfonso Pérez; gerente general (e), Dávila; asesor legal (e) Patricio Ordónez; y funcionario de la Dirección Financiera del BCE, Mauricio Ullrich.

El acta da cuenta de que, cuando la sesión se instaló a las 17:20, el directorio estuvo presidido por Pablo Better.

Él conoció las renuncias de la gerenta general del BCE, Virginia Fierro, y del subgerente general de la institución, Patricio Proaño.

Luego, Better también planteó su dimisión y se retiró de la sala. (I)